Fabra admite "muchos errores" en la gestión de RTVV

Alberto Fabramediaset.es

.

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, ha señalado que tuvieron que cerrar Radio Televisión Valenciana (RTVV) al no poder asumir el coste de funcionamiento porque, ha dicho, "el presupuesto lo tenemos que hacer a martillazos". Por ello, ha indicado que no se arrepiente de esta decisión.
"Hicimos lo que tuvimos que hacer", ha señalado. Fabra, en una entrevista en el programa Hoy por hoy de la Cadena SER, ha reconocido que el modelo de gestión de la radio y televisión públicas "pudo haber sido mejor" y que "hubo muchos errores". "Pero no sólo en esta televisión, en todas", ha matizado.
Entre ellos, ha admitido que "no" es normal que la presidenta de la Asociación de Víctimas de Metro 3 de Julio, Beatriz Garrote, no fuera entrevistada nunca en la televisión hasta el día en que se cortaron las emisiones, pero ha recordado que él sí la recibió.
Con todo, ha incidido en que mantener RTVV era "insostenible" porque no podían asumir el coste de 40 millones de euros, que implica la readmisión de la plantilla afectada por el ERE tras el fallo del Tribunal Superior de Justicia. "Si yo tuviera cubiertos todos los gastos en Educación, Sanidad y Servicios Sociales y tuviera esos 40 millones, esa situación no se habría dado", ha afirmado.
Fabra ha rechazado que se diera despilfarro, pero ha indicado que no sólo en la Comunitat Valenciana sino en toda España "se vivió una época en la que se pensaba que todo era muy fácil, que teníamos que renunciar a cosas que siempre nos habían funcionado, como el apoyo al sector industrial, y coger otras aventuras que produjo un momento de riqueza muy puntuales pero que no albergaba una sociedad que pueda consolidar un proyecto".
"Nos equivocamos todos. En todos los sitios y eso ha hecho que hayamos vivido la crisis más dura de la democracia", ha constatado Fabra, quien ha recalcado que "ahora es momento de rectificar y apoyar a sectores industriales".
Fabra, preguntado por cómo se siente al "no poder echar la culpa a la herencia del PSOE", ha replicado: "a mí me gusta hablar de futuro nunca del pasado" porque "el pasado no lo podemos cambiar, pero el futuro sí y ha insistido en que hay que "corregir las cosas que no nos han llevado a nada bueno". "Es cierto, ha habido cosas que no las hemos hecho bien, hay que rectificar y pedir perdón", ha dicho.