Grecia liquida su televisión estatal para reabrirla con un 25% de la plantilla

.

La televisión y la radio públicas griegas (ERT) dejaron definitivamente de emitir antes de medianoche, después de que el Gobierno anunciara a media tarde el cierre del ente para cumplir con su plan de austeridad y reabrirlo con menos personal, según ha informado la agencia de noticias griega ANA.
El objetivo del Ejecutivo es sustituir el ente -que empleaba actualmente a 2.800 personas- por "una televisión y una radio más moderna" no controlada por el Estado ni por los partidos políticos y que comenzará a operar en un plazo de tres meses. La plantilla va a sufrir una reducción considerable -quedaría en unos 700 trabajadores, según fuentes conocedoras de la decisión- y los archivos del ente y sus equipos y servicios por satélite van a quedar protegidos, según el Ejecutivo.
La página de Internet de ERT interrumpió su servicio a las 23.15 horas del martes (00.15 del miércoles en España) y la señal analógica empezó a cerrarse gradualmente a partir de las diez noche, hora local, en las distintas regiones del país.
El portavoz del Gobierno griego, Simos Kedikoglou, confirmó ayer martes el cierre de ERT, "un caso característico de opacidad y gasto desenfrenado". "El Gobierno ha decidido cerrar ERT y en su lugar emitirá una televisión y una radio más moderna que comenzará a operar lo más pronto posible", ha afirmado.
ERT -creada en 1938 a partir de una emisora de radio- se financia con el canon que pagan los ciudadanos, y que les supone un coste de unos 300 millones de euros al año. Éste se suspende hasta nueva orden. Los tres canales que opera alcanzaron la semana pasada en su conjunto una media del 13,4% de cuota, superados a gran distancia por las privadas.
Para cumplir con los requisitos que le impone la troika -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)-, el Ejecutivo griego debe despedir a 2.000 funcionarios antes de que acabe este año y a otros 15.000 durante 2014.