La huelga deja a TV3 sin el mensaje de Navidad del Rey ni La Grossa

Discurso del rey en 2012mediaset.es

.

El comité de empresa de la radiotelevisión autonómica catalana ha convocado un paro parcial de media hora durante la Nochebuena de este martes, entre las 20.50 y las 21.20, que coincide con el tradicional mensaje navideño del Rey, han explicado a Europa Press fuentes del organismo.
Los trabajadores han convocado otros dos paros el día 31: uno de 14.15 a 14.45 -que podría afectar a la cobertura sobre los ganadores del sorteo de La Grossa, la lotería que ha creado este año por primera vez la Generalitat- y otro de 20.45 a 21.15 -cuando los trabajadores pensaban en un principio que se produciría el discurso del presidente del Gobierno catalán, Artur Mas-.
Las mismas fuentes han precisado que los paros se han convocado en "horarios de máxima audiencia" para dejar constancia de su oposición al proceso de externalización de la gestión de la publicidad, y por ser en estos días cuando se comercializan algunos de los anuncios mejor pagados del año.
El comité ha criticado también la posible externalización de "muchos otros servicios y líneas de producción", y que la ultraactividad del presente convenio vence el 31 de enero sin que por el momento se hayan producido avances en la negociación colectiva.
Fuentes de la Corporación Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) han precisado que confían en que la huelga finalmente se desconvoque, con lo que se podría seguir en directo el discurso del Rey, aunque han evidenciado que si ésta se mantiene será "difícil" poder seguirlo íntegramente en TV3.
Sí han subrayado que el evento estará cubierto "a nivel informativo" en las emisiones posteriores, y que en todo caso la CCMA dispone de otras herramientas para seguir el discurso en directo, como el canal informativo 3/24 y los portales de internet.
Los últimos paros parciales convocados por el comité de empresa de TVC se produjeron el pasado 19 de noviembre, durante tres franjas horarias diferentes que sumaron dos horas y media, para protestar contra las propuestas laborales del nuevo convenio laboral, como la clasificación de la plantilla en grupos profesionales.