El futuro director de Telemadrid propone bajar su sueldo y el de los presentadores

José Pablo López, futuro director de Telemadridmediaset.es

.

El candidato propuesto a director general de Radio Televisión Madrid por el Consejo de Administración, José Pablo López Sánchez, ha presentado ante la Comisión de Control del Ente Público Radio Televisión Madrid su proyecto para la nueva Telemadrid, que pasa por reducirse el sueldo, apuesta por "la producción propia interna de la totalidad de los programas informativos y de actualidad", así como la recuperación del canal internacional para "potenciar la marca Madrid".
Con la voluntad de "recuperar el afecto y la fidelidad" de los madrileños, José Pablo López Sánchez, ha presentado un proyecto que tiene entre sus objetivos la "sostenibilidad" de la compañía, por lo que, entre otras medidas, ha planteado una "revisión del organigrama que permita reducir, si es necesario, el número de directivos", al tiempo que ha apostado por el "control salarial" en el comité de dirección, empezando por el propio director general.
"En este sentido, si cuento con la confianza de esta Cámara, les anuncio que propondré una reducción inmediata y sustancial de las retribuciones de la dirección general", ha avanzado el candidato, quien también ha defendido la aplicación de criterios de austeridad en la contratación de personal artístico, presentadores y colaboradores.
Por otro lado, ha abogado por "neutralidad y transparencia", lo que "debe expresarse en el establecimiento de procedimientos transparentes en las contrataciones, mediante controles previos y posteriores que desde la necesaria flexibilidad aseguren la correcta utilización del dinero público", no solo en lo que respecta a las contrataciones con terceros sino también al uso de recursos internos.
José Pablo López Sánchez ha aseverado además que Telemadrid debe "convertirse en una levadura que fomente la industria audiovisual madrileña", y ha afirmado que trabajar con el sector madrileño no tiene que suponer un despilfarro.
Tras manifestar su intención de trabajar en la despolitización del medio público, ha considerado que un buen instrumento para conseguirlo será la creación del Estatuto de Redacción previsto en la nueva ley.
A su juicio, Telemadrid "debe acabar con la información gubernamentalizada" y, parafraseando a la exdirectora de RTVE Carmen Caffarel, "apostar por un trabajo independiente, plural y no sujeto a los dictámenes del Gobierno de turno".
"Esta despolitización no supone en ningún caso que los medios públicos madrileños no contribuyan a la participación democrática, hay que revitalizar el conocimiento de la actividad legislativa de esta Cámara en la que se debaten los problemas de la ciudadanía", ha apuntado.
El aspirante a director general de Telemadrid ha defendido también el establecimiento de unas "nuevas relaciones laborales", como "garantía para que nunca más se adopten decisiones traumáticas que afecten a los trabajadores de la compañía", una relaciones laborales que "deben construirse sobre el interés del nuevo equipo directivo por los trabajadores de la compañía", que son la "pieza clave" de la misma.
Al mismo tiempo, ha apostado por "respetar y reconocer la labor de la distintas organizaciones de representación de trabajadores", con el establecimiento de cauces para que su participación sea efectiva.
José Pablo López Sánchez concibe Radio Televisión Madrid como un "centro de producción de contenidos" para que se distribuyan a través de todos los sistemas a su alcance bajo una "marca global que sea potente y creíble", para lo que ha considerado necesario un "rebranding del conjunto empresarial de manera inmediata".
"La producción propia, sea interna o bajo el formato de coproducción, debe ser la piedra angular de la nueva Telemadrid, en función de los recursos", ha afirmado, al tiempo que se ha comprometido a orientar su gestión hacia "la producción propia interna de la totalidad de los programas informativos y de actualidad".
En este sentido, ha indicado que "la producción propia informativa y de actualidad es la vinculación esencial con la ciudadanía" y que Telemadrid debe estar en la calle, con los ciudadanos, contando lo que les pasa, potenciando las emisiones en directo.
"Se trata de una apuesta decidida por la información de proximidad y servicio sin olvidar que Madrid es una comunidad activa y moderna con una capital que es referente a nivel europeo, por lo que nuestra televisión también debe ser cosmopolita, necesariamente debemos abrir el foco", ha enunciado.
A su juicio, el canal no es "simplemente un medio informativo, sino también de entretenimiento y de formación", por lo que ha apostado por "una propuesta de entretenimiento propia y alternativa a la que en estos momentos ofrece el sector privado", así como por la promoción del deporte regional.
Tras manifestar su voluntad de recuperar la "ficción propia, ausente en las últimas épocas de Telemadrid", ha hablado de orientar la programación hacia "una estrategia de inclusión de públicos", ya que la futura programación no debe expulsar a los espectadores que ya conectan con la cadena, con una media de edad superior a 50 años, pero debe atraer a nuevos públicos entre 25 y 50 años, así como infantiles y juveniles, mediante una programación específica.
En el último mes completo, noviembre, Telemadrid ha promediado una cuota de pantalla del 4,7% en su canal principal (más de la mitad que la mejor autonómica, TV3, con un 11,3%), y un 0,6% en La Otra.
A su juicio, Telemadrid necesita "caras reconocidas para los espectadores que puedan crear vínculos con la audiencia sobre la base de su credibilidad y notoriedad".
Igualmente, ha apelado al papel del medio público en la denuncia de las desigualdades sociales y en la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres, así como en la sensibilización con la protección del medioambiete y la educación sociosanitaria, al igual que la "alfabetización digital".
López Sánchez ha hecho una mención especial al colectivo LGTB, al afirmar que el medio público debe contribuir a erradicar de nuestra sociedad cualquier tipo de discriminación por razón de la identidad sexual de las personas.
En cuanto al futuro de La Otra, ha dicho que, condicionado a un estudio de viabilidad económica, se podría mantener un segundo canal de televisión que permita "atraer a aquellos públicos y sectores sociales que por su carácter más especifico tengan difícil encaje dentro de la oferta generalista de Telemadrid", dando por finalizada la actual etapa de "cajón de sastre" y "sin valor de diferencia".
Además, ha apostado por recuperar las emisiones del canal internacional, para "potenciar la marca Madrid" tanto en el resto de España como fuera del país.
En cuanto a la radio, ha asegurado que es "una pieza clave dentro de la recuperación como una marca integral", por lo que "urge la recuperación de la calidad de los contenidos de Onda Madrid", así como "voces reconocibles para la audiencia".
José Pablo López Sánchez, ha recibido el apoyo de la Comisión de Control del Ente Público Radio Televisión Madrid en una votación que se ha saldado con ocho votos a favor de PP y Ciudadanos, cero votos en contra y siete abstenciones de PSOE y Podemos.
La portavoz del PSOE en la Comisión, Isaura Leal, ha instado al Consejo de Administración a que vuelva a evaluar a los 36 candidatos y ha hecho una llamada al consenso dentro del Consejo, al que ha pedido las actas de la reunión en la que adoptó la decisión sobre el candidato para conocer los criterios.
En declaraciones a los medios al término de la comisión, la diputada socialista ha aseverado que de cara a una ratificación del candidato en el Pleno de la Asamblea, "a día de hoy", la posición del PSOE es la de la abstención. El candidato tiene que ser ratificado por el Pleno por mayoría de tres cuartos.
"Si se requieren mayorías cualificadas en la Asamblea, pedimos también un esfuerzo por parte del Consejo de Administración para que alcancen un mayor consenso y no trasladen la propuesta de un candidato que representa un Consejo de Administración dividido y fracturado", ha declarado.
El portavoz de Podemos, Pablo Padilla, ha trasladado al candidato el "descontento" de su grupo con el proceso de designación por parte del Consejo de Administración, al tiempo que ha puesto de manifiesto "cierta sospecha de que este proceso ha estado teledirigido".
Tanto Leal como Padilla, han reconocido la trayectoria profesional y académica del candidato, exdirectivo de La Sexta y director general de 13 TV, pero han afeado la falta de experiencia en medios públicos.
Desde el PP, la portavoz en la Comisión, Isabel Díaz Ayuso, ha manifestado que no quieren "deslegitimar" el proceso del Consejo de Administración, que es "soberano", y ha señalado que cinco de nueve consejeros han considerado que es el candidato "idóneo".
En la misma línea, el portavoz de Ciudadanos, Ricardo Megías, ha rechazado "vetar" la decisión del Consejo de Administración, al entender que sería "injerir en la labor que tiene el Consejo de Administración" y volver a la "politización".