Murcia 'apaga' su autonómica a la espera de venderla

El director general del ente público Radiotelevisión Región de Murcia, José Daniel Martín, el consejero de presidencia de Murcia, Manuel Campos, y el vicepresidente de la región, Juan Bernalmediaset.es

.

El Gobierno regional ha anunciado este miércoles un nuevo modelo para la gestión de la Televisión Autonómica, tras dar por terminado su contrato con GTM -que vencía en diciembre- el próximo 31 de agosto. A partir de esa fecha, y en tanto se resuelva el contrato de privatización del servicio público, que llevará unos siete u ocho meses, ésta emitirá "bajo mínimos", aunque "se intentará mantener un mínimo de servicios de información pública".
El objetivo es "reducir el coste ante limitaciones presupuestarias impuestas por la actual situación económica y financiera de la Región de Murcia y garantizar su papel como servicio público, así como el mayor número de puestos de trabajo".
Así lo han manifestado los consejeros de Presidencia y de Economía y Hacienda, Manuel Campos y Juan Bernal, respectivamente, en una rueda de prensa convocada de urgencia y una vez concluidos los estudios técnicos que inició el Gobierno regional el pasado 1 de agosto para evaluar la continuidad o no de 7RM.
Según Bernal, la transformación del actual modelo "hacia uno de gestión indirecta del servicio público" de televisión "es la mejor opción" para cumplir con los objetivos del Plan de Equilibrio Financiero de la CARM.
Para abordar el cambio de modelo, el Gobierno regional rescindirá, el próximo 31 de agosto, el contrato de servicios entre la empresa GTM y la sociedad pública TAM (Televisión Autonómica Murcia), así como el resto de compromisos de TAM con el objetivo de proceder a su extinción antes de final de 2012.
Además, según ha detallado Campos, se reestructurará el servicio público de radiodifusión, incluyendo una importante reducción del presupuesto para la empresa pública Onda Regional "con su consiguiente adaptación estructural", que "habrá que estudiar", y se convocará un concurso público plurianual para la atribución a una empresa privada de la gestión indirecta del servicio público de televisión, "al que también podría concurrir GMT".
Hasta final de año, se intentará mantener una emisión de continuidad de 7RM "a fin de minimizar el impacto de la transición" .
Bernal ha afirmado, asimismo, que la disponibilidad de presupuesto público para la gestión "indirecta" de 7RM -que no pasará de los 15 millones de euros anuales-, debe permitir mantener una parte de las plantillas actuales a través del nuevo concurso.
En cuanto a los trabajadores del ente -con casi 90 empleados-, el director del ente público RTRM, José Daniel Martín, ha indicado que "hay una reducción importante" porque "evidentemente si se reduce la prestación a Onda Regional y al ente, habrá que hacer algún ajuste en el ente público".
Tras lo que Bernal ha manifestado que el Ejecutivo mantiene su objetivo de continuar desarrollando el Servicio Público de Comunicación Audiovisual, siempre y cuando "sirva eficazmente como un medio objetivo y transparente de información pública y de vertebración sociocultural de la Región de Murcia".
El secretario de Comunicación del PSRM-PSOE, Emilio Ivars, le ha exigido a Valcárcel que explique "qué ocurrirá con los trabajadores" de la autonómica, alrededor de 300.
En un comunicado, Ivars ha recordado que "hace unas semanas González Pons dijo lo que Valcárcel iba a hacer con la televisión autonómica y éste lo desmintió; hoy se vuelve a poner de manifiesto el engaño al que nos tiene sometidos este desgobierno regional. Todos los desmentidos de Valcárcel hasta ahora se han cumplido al 100%".
Pons, vicesecretario de Estudios y Programas del PP, anunció en una entrevista el cierre inminente de la cadena. Pero, ante el revuelo levantado, horas después aseguró que se trataba de un "malentendido".
IU-Verdes, por su parte, ha denunciado que el Ejecutivo regional "acumula una deuda de más de 18 millones de euros" con GTM.
7RM empezó a emitir en pruebas el 14 de abril de 2006, y el 23 de octubre de ese año comenzó su programación de 24 horas al día.
Desde entonces, ya acumula pérdidas superiores a los 40 millones de euros al año. Hasta ahora ha costado más de 200 millones de euros en ayudas públicas, según ha denunciado el PSOE local. Entre 2006 y 2010 la financiación pública transferida a Radiotelevisión de la Región de Murcia (RTRM) fue de unos 46 millones de euros anuales de media. En 2011, ya fue necesario hacer un importante recorte, al fijarse como máximo una financiación de 30 millones de euros.
En 2010, últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, Televisión Autonómica de Murcia reconoce unas pérdidas de 42.082.547 euros. En el anterior ejercicio, el balance negativo ascendió a 48,2 millones de euros. Unos números rojos que la Administración autonómica ha compensado con fondos públicos.
El 31 de diciembre concluía el contrato de la televisión pública con Grupo Empresarial de Televisión de Murcia (GTM), que en 2006 se adjudicó el concurso para producir el canal y el soporte técnico de los informativos, y para comercializar su publicidad.
Esta compañía cerró 2010 con un beneficio de cinco millones de euros, y empleó a 327 trabajadores. Por la gestión del canal autonómico ingresó en ese ejercicio algo más de 34 millones de euros.