Tres meses de agonía para la autonómica de Asturias

.

El director de la RTPA, Juan José Guerenabarrena, ha señalado este miércoles que están negociando con las empresas proveedoras la posible suspensión de los contratos para que así los trabajadores puedan cobrar el paro, para luego volver a retomarlos cuando se resuelva el problema. Algunas de las empresas han aceptado, aunque ninguna lo ha solicitado aún, mientras que otras han avanzado que reclamarán judicialmente las cantidades adeudadas, y probablemente los intereses de demora.
Guerenabarrena, en rueda de prensa en la sede de la RTPA, ha indicado que dependen de la decisión judicial -por el contencioso presentado- o de la política para que se resuelva el problema de los impagos durante el periodo de tres meses del preconcurso de acreedores, si no, "esta casa cerrará". Ha aclarado que se solicitó un preconcurso y no directamente un concurso porque está abierta la vía judicial y política para poder solucionarse el problema.
Asimismo, ha resaltado que están en riesgo muchos puestos de trabajo y también empresas de un sector audiovisual que se había reestructurado y estaba consolidándose. "Estamos resultando en cierta forma rehenes de una acción política determinada y además no podemos hacer nada", ha señalado, en alusión a la decisión del Consejo de Gobierno y la moción presentada por los grupos políticos. A esto ha sumado que la RTPA nació de una decisión política y debe ser el Parlamento quien decida su futuro.
Con relación a todo ello, ha incidido en que esta situación tiene tres claves: lo que se opine de la gestión de la RTPA, el futuro que deberá decidirse en el Parlamento y los impagos, que es una decisión del Principado al suprimir las transferencias.
Según él, desde agosto solo recibieron 474.400 euros correspondiente a las nóminas, con lo que se dejó de percibir 13.217.455,06 euros y no 11,3 como dice el Principado, a lo que sumarán los intereses de demora, por lo que el supuesto ahorro no será tal, ya que tendrá que pagar más de esa cantidad. Esta supone un 40% del presupuesto total, que es de 35.214.245 euros, de los que 32.861.000 corresponden al erario público y el resto proviene de la actividad comercial de la casa, como la publicidad.
Guerenabarrena ha insistido en que las consecuencias ya se han producido y ha advertido que puede haber más. En este sentido, ha explicado que 679 trabajadores dependen directa o indirectamente de la RTPA, de los que 128 son personal de la plantilla y 551 trabajan para alguna de las 47 empresas proveedoras. Ha destacado de estas que son asturianas salvo tres, que también tienen sede en la región.
Ha reiterado que estos números representan a familias y personas que se pueden quedar en la calle, algunas de las cuales están ya trabajando sin cobrar. Ha resaltado, además, que la mayoría son jóvenes de alta cualificación y ha añadido que la situación afecta también al incipiente sector audiovisual que se ha ido creando. De las 90 empresas en Asturias de este sector, 47 trabajan para la RTPA.
Asimismo, Guerenabarrena ha vuelto a esgrimir una comparativa con otras televisiones autonómicas, como la de Baleares, con 66,6 millones de euros de presupuesto, y la de Aragón, con unos 63,7, mientras que el de la RTPA es de 35 millones.
"Estamos prácticamente maniatados", ha indicado Guerenabarrena, tras adelantar que los impagos han empezado a afectar a la programación, como la campaña electoral, ya que no se hizo el programa especial del inicio de esta y no se hará el final.
El próximo domingo se irán haciendo avances informativos, pero no habrá el especial elecciones que se hizo en las autonómicas, además de no poder acceder a los resultados en tiempo real, sino a través de Internet.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.