RTVE subcontrata servicios tecnológicos por 142,6 millones para ahorrar un 15%

Edificio RTVEmediaset.es

.

RTVE prevé gastar hasta 142,6 millones de euros en los próximos seis años en subcontratar servicios tecnológicos, como por ejemplo el transporte de señales por satélite o unidades terrenas para cubrir directos, según los pliegos técnicos del plan que anunció la corporación el pasado viernes para tratar de ahorrar entre un 5% y un 15% en la factura de la corporación en este tipo de servicios.
El concurso público abierto por RTVE incluye hasta 40 lotes con diferentes servicios, que la corporación tiene previsto subcontratar a distintas empresas para completar sus propios medios técnicos, con el objetivo de ahorrar en esta partida, del mismo modo que la corporación está tratando de reducir en programación, y negocia con los sindicatos para disminuir los costes laborales.
En las condiciones del proyecto, RTVE advierte de que los 142,6 millones de euros (sin contar el IVA), que incluye tres años de contrato, así como las eventuales prórrogas por tres años más, son el "importe máximo" que la corporación está dispuesta a pagar por el conjunto de todos los servicios, por lo que cualquier compañía que se presente al concurso con una oferta económica superior será rechazada.
Por año, el gasto previsto en subcontratar este tipo de servicios ronda los 18,7 millones de euros (sin tener en cuenta el IVA), aunque RTVE presupuesta 30,3 millones de euros adicionales para eventuales modificaciones de los contratos.
Entre los servicios con más presupuesto, se incluye la subcontratación de estaciones terrenas, por un presupuesto base de licitación para los seis años de 29,25 millones de euros, unos 3,7 millones de euros al año. Este precio incluye un mínimo de tres servicios diarios de estaciones terrenas, disponibles las 24 horas y con una amplia movilidad geográfica, de forma que "permita una cobertura geográfica nacional suficiente para proporcionar una respuesta rápida y eficaz a las necesidades informativas".
La utilización de empresas externas para subcontratar el servicio de terrenas se ha convertido en los últimos años en un motivo de discusión entre los sindicatos, que señalaban que en algunas épocas se han tenido aparcadas unidades móviles propias mientras se subcontrataba este servicio a una empresa, y la dirección de RTVE, que defendía que las empresas externas son necesarias para poder reaccionar con rapidez y llegar a sitios a donde los medios de la corporación no tienen presencia.
Uno de los hitos en ese enfrentamiento fue la dimisión del expresidente Alberto Oliart, tras la adjudicación de un contrato de terrenas para Las Mañanas de La 1 a Telefónica Broadcast Service (TBS), cuyo administrador único era su hijo de Alberto Oliart.
Dentro del plan general para ahorrar en servicios tecnológicos, la contratación de terrenas pretende servir a la corporación para "proporcionar una respuesta rápida y eficaz" a las necesidades informativas de RTVE, así como para cubrir directos y elaborar otro tipo de contenidos, según explica la corporación en el pliego de condiciones técnicas.
Otros de los lotes con un presupuesto mayor incluidos en el proyecto son el servicio integrado de comunicaciones corporativas (32,9 millones los seis años), gastos en telefonía móvil (11,56 millones de euros), el servicio de administración integral de sistemas (9,56 millones de euros) y los servicios de transporte de señal por satélite.
Así, RTVE destinará a enviar la señal de los canales de la corporación a Europa en los próximos años un máximo de 6,7 millones de euros; a Estados Unidos, 2,3 millones de euros; a Asia-Oceanía, 1,6 millones de euros; y a África, 1,7 millones de euros.
Con este plan, RTVE pretende ahorrar entre un 10% y 15% en la contratación de servicios tecnológicos, según informó la corporación la semana pasada. La intención es adaptar "la prestación a la realidad de RTVE", manteniendo el nivel de servicio actual.
Para ello, el plan contempla "racionalizar el importante volumen de contratos de servicios IT que tiene formalizados la corporación", homogeneizando sus vigencias con el fin de establecer sinergias que permitan mejorar su administración y "conseguir ahorros que serían impensables con licitaciones individuales".
El plan contempla, de partida, una reducción, respecto al gasto actual, del 5%, para los tres años propuestos de contrato, aunque se espera alcanzar una reducción que, de forma global, se sitúe entre el 10% y el 15%. El presupuesto base de licitación para el primer año asciende a un importe máximo de 18,75 millones de euros. El grueso de las contrataciones comenzaría con efectos 1 de enero de 2014.