Prisión para la jefa antiterrorista por colaborar con el espionaje del 'News of the world'

aprilmediaset.es

.

La inspectora jefe de la Policía Antiterrorista, April Casburn, ha sido condenada este viernes a 15 meses de prisión por facilitar información sobre la investigación que se lleva a cabo por el escándalo de las supuestas escuchas ilegales vinculadas al diario News of the World, propiedad del magnate Rupert Murdoch. Casburn, de 53 años, fue declarada culpable el pasado mes por mala praxis en el ejercicio de su cargo público al promover la venta de información confidencial sobre la investigación de las escuchas ilegales. Por el momento, es la primera persona condenada.
"Ha intentado conseguir dinero de forma corrupta con información delicada y muy perjudicial", ha declarado el juez Adrian Fulford.
Casburn llamó a News of the World el 11 de septiembre de 2010, cuando la Policía se encontraba en las primeras fases de la investigación sobre las denuncias de periodistas que habían accedido ilegalmente a mensajes de voz de teléfonos móviles. De acuerdo con los fiscales, la inspectora había realizado la llamada para pedir dinero a los responsables del tabloide a cambio de minar la investigación.
El motivo que la llevó a cometer este delito fue, según la Fiscalía, que ella tenía la sensación de que sus compañeros policías la marginaban.
Casburn ha negado que pidiese dinero y ha afirmado que su intención era dar un toque de atención ante el desperdicio de los recursos antiterroristas que se estaban invirtiendo en este caso, en lugar de dedicar esfuerzos en prevenir nuevos ataques terroristas.
Sin embargo, el juez ha advertido de que sus acciones no podrían ser tenidas en cuenta en calidad de soplona y si no fuera porque está en proceso de adoptar a un niño, sería condenada a tres años de cárcel.
"En caso de que News of the World hubiese aceptado su oferta, yo tengo claro que la señora Casburn habría aceptado el dinero, lo que habría sido una importante amenaza para la integridad de la investigación policial", ha indicado Fulford.
Ahora, los detectives ya no investigan solamente estas acusaciones, sino también si los periodistas sobornaron a distintos cargos públicos, incluidos agentes de policía, a cambio de información exclusiva.
Rebeca Brooks, antigua directora de News of the World y presidenta ejecutiva de la empresa de Murdoch, News International, fue acusada en mayo de 2012 de interferir en la investigación policial. Fue la primera acusación desde que la Policía inició una investigación en enero de 2011 sobre las denuncias de que los periodistas del tabloide escuchaban de manera ilegal el buzón de voz de celebridades, políticos y víctimas de la delincuencia.
Otro de los acusados es Andy Coulson, antiguo jefe de prensa del primer ministro británico, David Cameron.
Coulson se convirtió en director de comunicación del Partido Conservador, un puesto desde el cual ayudó a Cameron a convertirse en primer ministro en julio de 2007, solo seis meses después de dimitir como director de News of the World.
Miembros de la oposición han afirmado que Cameron nombró a Coulson para asegurarse el apoyo del magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch, dueño del tabloide, y lo han criticado por esa decisión.
La implicación de Coulson y Brooks, amiga del primer ministro, en el caso de las escuchas derivó en un escándalo político nacional. Este caso ha puesto de manifiesto la connivencia entre la prensa británica, los políticos y la Policía, lo que para muchos impidió que estas prácticas ilegales fueran detectadas durante mucho tiempo.