50 millones por grabar desnuda por la mirilla a la reportera de Fox Erin Andrews

Erin Andrewsmediaset.es

.

Un jurado estadounidense ha condenado a un acosador y a un hotel de Nashville (Tennesse) a indemnizar con 55 millones de dólares (50 millones de euros) a la reportera deportiva de Fox y presentadora de Dancing with the stars Erin Andrews por un vídeo grabado subrepticiamente y luego compartido en las redes sociales.
El ataque se produjo en 2008, cuando Michael David Barrett –alojado en el mismo establecimiento- grabó a la periodista completamente desnuda a través de la mirilla de la puerta de su habitación.
El jurado consideró a Barrett culpable en un 51%, por lo que le obliga a pagar un poco más, 28 millones de dólares (25,4 millones de euros). El West End Hotel Partners, dueño del Marriott en la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, pagará el 49% restante. Solo asumirá 26 millones de dólares (23,6 millones) de los 75 (68 millones de euros) que se le reclamaban por negligencia.
En la demanda por acoso, Barrett fue sentenciado a dos años y medio de cárcel. Admitió que reservó habitaciones de hotel que estuviesen justo al lado de las de Andrews en al menos tres ciudades distintas.
Erin Andrews juicio

En su declaración, Andrews dijo haberse sentido "avergonzada, humillada y mortificada" por el vídeo que este exejecutivo de una compañía de seguros grabó secretamente desde una habitación contigua a la que se hospedaba la presentadora.
La presentadora de televisión le contó al jurado que el acoso de Barrett la produjo "miedo, ansiedad y depresión".
Tanto es así, que en cada habitación de hotel en la que se hospeda, revisa minuciosamente los aparatos de aire acondicionado y otros rincones para asegurarse de que no haya cámaras escondidas.
Barrett confesó al FBI que desatornillaba las mirillas de las puertas de las habitaciones de Andrews y las volvía a atornillar al revés. Luego esperaba a que sonara la ducha y salía al pasillo para grabar a la periodista con su móvil apuntando en la mirilla.
Andrews, de 37 años, trabajó en la cadena ESPN (2000-2004), antes de fichar por Fox Sports.
En 2007 y 2008, la revista Playboy designó a Andrews como la presentadora deportiva más sexy.