12 meses
pixel
Eres perfecto para otros Los comprometidos Contra la trata Avanzadoras Vencer el ictus Balón Solidario Recoger playa Sobre ruedas Alas verdes

Enséñanos la belleza de tu pueblo

Turismo rural por los Picos de Europa

Caminos empedrados, puentes romanos, santuarios y casas nobles en los pueblos del norte.

Además de contar con una gran riqueza natural y un paisaje impresionante, los Picos de Europa tienen un atractivo añadido: la belleza y peculiaridad de sus pueblos. Repartidos por los territorios del Parque Nacional, podemos visitar sus calles empedradas, sus lindes bañadas por ríos y cruzar históricos puentes. España tiene pueblos preciosos, y queremos que nos ayudes a conocerlos. Enséñanos el tuyo.

bulnes

Bulnes

El pueblo que da su nombre al Pico Urriellu (o Naranjo de Bulnes) no se encuentra, como podríamos creer, a la faldas del monte. Una caminata de aproximadamente 5 horas separa a Bulnes del mítico 'Naranjo'. El acceso a este pueblo, que pertenece al concejo administrativo de Cabrales, solo era posible a pie o a mula hasta 2001, año en el que se inauguró el funicular, que une Puente de Poncebos con Bulnes en apenas 7 minutos.

Sin embargo, los amantes del senderismo pueden optar por hacer el camino, de unos 5 kilómetros, a pie para apreciar el paisaje del Canal de Texu. Las casas de piedra nos dan la bienvenida al pequeño pueblo de Bulnes, dividido por callejuelas empedradas que invitan al paseo, y la banda sonora la pone el agua del río, que fluye junto al municipio.

Covadonga

covadonga

La patrona de Asturias tiene su santuario en un entorno emblemático entre rocas. Construido en el siglo VIII, cuenta la leyenda que la virgen se le apareció a Pelayo, primer rey de la monarquía asturiana, en la cueva en la que hoy se venera a la imagen. En el mismo entorno encontramos también la Basílica, el museo, la Colegiata de San Fernando, el Jardín del Príncipe y la Fuente del Matrimonio. Es habitual encontrarse con bodas novios que eligen este marco incomparable para celebrar unión.

Cangas de Onís

Fue la primera capital del reino de Asturias y en su término podemos visitar la ermita de Santa Cruz, que data del año 737, y guarda en su interior el dolmen que señala el enterramiento de su fundador, el Rey Favila. En sus alrededores se encuentra el Puente Romano, uno de los mayores de la península, por el que se puede cruzar el río Sella de una orilla a otra. Antiguamente, comunicaba Asturias con Santander.

El lugar fue habitado ya en el Neolítico, y así lo testifican sus numerosas cuevas, que servían de refugio para los primeros moradores y en las que se han encontrado yacimientos prehistóricos. La cueva del Buxu fue descubierta en 1916, y conserva en su interior pinturas rupestres de gamos y cabras y útiles de hace 18.000 años. La cueva de la Huelga y la de los Azules son otros de los abrigos a los que se puede llegar paseando desde el pueblo.

cangas

Ribadesella

El primer sábado de agosto posterior al día 2 se celebra anualmente el 'Descenso del río Sella', que reúne a miles de visitantes de toda España y cada vez a más extranjeros. Es una competición en la que numerosos piragüistas recorren el tramo del río Sella que une a Arriondas y Ribadesella. Lleva celebrándose desde 1930, con un único parón entre los años 1935 y 1943, por motivo de la Guerra Civil española.

Paralelamente, se celebra la 'Fiesta de las piraguas', declarada de Interés Turístico Internacional. En ella, riadas de campistas toman las dos localidades, una el viernes por la noche y la otra el sábado, para festejar el descenso en los alrededores del río Sella.

sella

Mogrovejo

Es una aldea del Valle de Liébana en Cantabria, situada a los pies del Macizo Oriental de Picos de Europa, entre Potes (capital de la Liébana) y Espinama (Fuente Dé). Está considerado uno de los pueblos más bonitos de España, por sus casas, situadas junto a las rocas que forman las paredes de los Picos de Europa, y los senderos que lo rodean son dignos de recorrer. Una villa con nobles casas y heráldicas en sus fachadas que rodean la torre almenada de Pedro Ruiz. Una aldea pintoresca que no puede faltar en la agenda del visitante. También en la comarca, puedes visitar el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, en el que se pintó el valorado 'Beato de Liébana'.

Comillas, Santillana del Mar, San Vicente de la Barquera y Altamira

capricho

Aunque no se encuentran dentro de los Picos de Europa, por su proximidad, son destinos habituales para los turistas que van a visitar el Parque Nacional. Comillas es un municipio lleno de atractivos, comenzando por el Palacio del Marqués de Sobrellano, su puerto pesquero, o el Capricho de Antonio Gaudí.


Santillana del Mar, que como dice el dicho, ni es santa, ni llana, ni tiene mar, cuenta, sin embargo, con un conjunto histórico-artístico de casonas y palacios, como la colegiata de Santa Juliana, que alberga un delicioso claustro románico del siglo XII.

San Vicente de la Barquera es un pueblo marinero que ofrece una vista espectacular de los Picos de Europa desde sus playas. Merece la pena pasear por su casco antiguo, visitar el Castillo del Rey y culminar la visita oteando el horizonte desde su mirador.

También en la zona se encuentran las Cuevas de Altamira, lugar en el que se encuentran las pinturas rupestres más importantes y mejor conservadas del mundo. Aunque la cueva original está cerrada al público, siempre puedes visitar la 'neo-cueva' en la que encontrarás una réplica exacta de los murales originales.

Altamira

Un placer para el paladar

Además de visitar sus hórreos, descender el río en canoa, practicar senderismo, escalada, espeleología o barranquismo, si hay algo por lo que también merece la pena acercarse a los Picos de Europa es su gastronomía.

Mar y montaña se unen para llenar los platos con sus manjares exquisitos. El cerdo, la ternera, alimentada en los pastos de la zona en plena libertad, y la carne de caza, principalmente de jabalí y ciervo, se incluyen en gran parte del menú. Los embutidos y, cómo no, la cecina de León, son acompañantes perfectos para los 'potes' y las fabes asturianas.

Una dieta contundente que se riega con un buen vaso de sidra escanciada en vaso ancho, que previamente ha descansado en barricas de roble. Otra de las delicias de la zona son los quesos. Los más conocidos, los de la zona de Cabrales, que da nombre al más popular de ellos. De sabor fuerte y olor característico, son de degustación obligada para todo aquel que visite el lugar. También el Gamoneu, un queso azul que se elabora en la zona de Onís, o el Afuega'l Pitu, con Denominación de Origen.

Del mar y el río podemos degustar merluzas, xáragos, bonito, salmones, truchas, centollos, almejas y otros tipos de mariscos y pescados frescos, que también acompañan a las populares fabes.

sidra

La riqueza de los pueblos de España

Tras este recorrido por los municipios más representativos de la zona de Picos de Europa nos gustaría seguir descubriendo los lugares más bonitos y ricos de España. Os animamos a que compartáis fotografías de vuestros pueblos a través de nuestra página de Facebook y nuestro perfil de Twitter, y que nos contéis por qué son lugares tan especiales, qué se podemos visitar y qué actividades podemos practicar en sus inmediaciones. La riqueza gastronómica y natural de nuestro país es un pozo de riquezas, por eso merece la pena que las descubramos juntos.

Déjanos tu opinión

La labor de 12 meses

mostrar

Publicidad