12 meses
pixel
Eres perfecto para otros Los comprometidos Contra la trata Avanzadoras Vencer el ictus Balón Solidario Recoger playa Sobre ruedas Alas verdes

Más de 2.200 participantes en la Transplant Run

Javier Solana, donante de riñón, encabeza la I Carrera por los Trasplantes de Órganos

Promovida por el colectivo de pacientes y con el atleta Nani López como imagen del evento, ha recaudado fondos para la mejora de la calidad de vida de pacientes y trasplantados.

El Fòrum de Barcelona se ha teñido de naranja a lo largo de los 5 Kilómetros que más de 2.000 participantes han recorrido con motivo de la I Transplant Run, un evento organizado por las asociaciones de trasplantados para recaudar fondos en pro de la donación de órganos. Javier Solana, que recientemente reconoció haber donado un riñón a un ser querido hace un par de meses, ha sido de los primeros en salir, junto al atleta trasplantado Nani López.

Con motivo de la celebración de la Semana Nacional del Trasplante, el domingo tuvo lugar en Barcelona la I edición de la Transplant Run, una carrera solidaria de 5 Km convocada por las asociaciones de pacientes, que destinará el dinero recaudado con las más de 2.000 inscripciones a proyectos para la mejora de la calidad de vida de pacientes trasplantados.

Ataviados con camisetas naranjas, los participantes corrieron a orillas del Mediterráneo en esta iniciativa, puesta en marcha por Nani López, el único atleta trasplantado que ha completado la Iron Man, una de las pruebas de triatlón más duras, tras su operación. Nani se sometió a un trasplante de hígado hace seis años, tras sufrir un cáncer. Ahora, a sus 51 años, se encuentra totalmente recuperado y con fuerzas para dar ejemplo de su superación.

Junto a él, en la línea de salida, estaba Javier Solana, el que fuera Secretario General de la OTAN, quien esta semana contó en una entrevista al diario 'El País' que hace apenas dos meses había donado un riñón a un ser querido. Tras una operación exitosa, trasplantado y donante corrieron en esta carrera. Solana siempre se ha mantenido en forma, pero a sus 70 años, tras convertirse en donante vivo, ha descubierto otro de los beneficios del deporte.

No ha querido dar detalles sobre la identidad del receptor, simplemente ha confesado que era su deber hacerlo. Durante meses, estuvo sometiéndose a pruebas para evaluar la viabilidad de la operación. Una vez concluidas, explica Javier Solana, tuvo claras dos cosas: " El donante iba a ser yo y cuando pasara todo no íbamos a volver a hablar del tema entre nosotros". Tras su participación en la Transplant Run, manifestó su satisfacción a través de su cuenta de Twitter: "Dar es recibir".

TUIT

Déjanos tu opinión

La labor de 12 meses

mostrar

Publicidad