12 meses
pixel
Eres perfecto para otros Los comprometidos Contra la trata Avanzadoras Vencer el ictus Balón Solidario Recoger playa Sobre ruedas Alas verdes

Lecturas recomendadas para el verano

'La historia del Rainbow Warrior', de Rocío Martínez

Un relato de lucha por defender a las ballenas y salvar al planeta.

Dos ballenas nadaban en un mar helado. La más pequeña remoloneaba. No quería hacer un viaje que con toda seguridad sería largo. La más grande la empujaba suavemente y le cantaba una historia: «Hace años, cuando los hombres comenzaron a construir barcos de corazón mecánico, un día crearon el primero para proteger a nuestra especie…» Así comienza esta historia, en la que una ballena le canta a su ballenato la historia del Rainbow Warrior, el primer barco que tuvo la organización Greenpeace, mientras viajan al encuentro de sus restos, que descansan en el fondo del mar.

Rainbow Warrior

En 1978 un barco con los colores del arco iris comenzó a surcar los mares y océanos del planeta para denunciar ante la humanidad la caza indiscriminada de ballenas y focas, la contaminación provocada por los residuos tóxicos y radiactivos, las explotaciones petrolíferas y de gas, el uso de redes mortíferas para especies marinas indefensas…

Algunos países fueron sensibles a esas protestas y aprobaron leyes que contribuyeron a que el mundo fuera más habitable. Pasaron 21 años desde que aquel primer Rainbow Warrior fue hundido en el fondo de las aguas y convertido en arrecife artificial. Pero su réplica actual mantiene su causa tan vigente como el primer día.

La autora e ilustradora Rocío Martínez ideó este libro a partir de la recreación de una escena familiar: el ecologista Alberto de la Fuente Galeano le contaba a su hija la historia del buque, que debe su nombre a una profecía de los indios Cree: “Llegará un tiempo en el que los pájaros caerán del cielo, los animales de los bosques morirán, el mar se ennegrecerá y los ríos correrán envenenados. En ese tiempo, hombres de todas la razas y pueblos se unirán como guerreros del arco iris para luchar contra la destrucción de laTierra".

Greenpeace aprobó la realización de la obra y certificó que cumple con los requisitos del proyecto “Libro Amigo de los Bosques”, porque en su elaboración se utilizó papel fabricado a partir de madera procedente de plantaciones ambientalmente sostenibles.

Déjanos tu opinión

La labor de 12 meses

mostrar

Publicidad