12 meses
pixel
Eres perfecto para otros Los comprometidos Contra la trata Avanzadoras Vencer el ictus Balón Solidario Recoger playa Sobre ruedas Alas verdes

Todos los beneficios de la venta se destinan a investigar la enfermedad

'Araitz, Ixone y Unai en el parque de los patos', un cuento con final feliz para colaborar con los niños de Stop Sanfilippo

Araitz, Ixone y su madre estuvieron en la presentación del cuento, en Madrid.

Estos tres hermanos con el Síndrome de Sanfilippo han querido acercar sus aventuras a todos los públicos en forma de cuento ilustrado, y demostrar que para relacionarse sólo son necesarios el cariño, las sonrisas, la empatía y la cercanía. El libro está a la venta en muchas librerías españolas de referencia, así como en El Corte Inglés y a través de Isekin.

Cuento Sanfilippo

'Araitz, Ixone y Unai en el parque de los patos' es el título del cuento solidario que ha sido editado por la asociación eibarresa 'Iniciativas Solidarias Isekin' para la Fundación Stop Sanfilippo.

Escrito por Marisa Amigo e ilustrado por Nuria Espinosa, este cuento narra la historia de los tres hermanos, Araitz, Ixone y Unai, afectados por el síndrome de Sanfilippo, y de cómo la empatía entre las personas se crea desde los gestos de cariño.

El síndrome de Sanfilippo es una enfermedad gravísima, degenerativa, que afecta alrededor de 70 niños y niñas de toda España. La enfermedad aparece a partir de los 4 ó 5 años y finaliza con la muerte de todos ellos siendo aún adolescentes.

Los protagonistas del cuento son Araitz, Ixone, Unai y el perrito Timo. Destaca la facilidad con que los niños y Timo se hacen amigos en el parque, sin necesidad de palabras, sólo con gestos, sonrisas y caricias. El cuento narra esta amistad, como enseguida se convierten en compañeros de juegos, aunque no ocurre lo mismo con otro niño, que cuando intenta unirse al grupo, al ver que los niños no hablan con claridad al responder a sus preguntas y no les puede comprender, se aleja.

Cuento Sanfilippo

Sin embargo, más adelante se demuestra que los pequeños protagonistas no necesitan las palabras para, mediante la empatía y la intuición, captar la situación de peligro en la que se encuentra el niño que no había querido jugar con ellos porque no les comprendía, y no dudan en ir a ayudarle. Con este gesto, también demuestran su capacidad empática, su facilidad para ponerse en el lugar del otro y ayudarle como pueden. Por eso, la pequeña trama del cuento termina bien y el niño que no se había quedado a jugar con ellos comprende la situación, se convierte en su amigo y aprende a jugar cono Araitz, Ixone y Unai.

Cuento Sanfilippo

El cuento se puede adquirir en muchas librerías españolas, así como en El Corte Inglés y la Asociación de Iniciativas Solidarias ISEKIN. Los beneficios recaudados se destinan íntegramente a la Fundación Stop Sanfilippo, que invierte sus fondos en la investigación para hallar una terapia que cure esta enfermedad.

Se ha editado en Castellano, Euskera e Inglés para poder llegar a más personas. Con esta historia, tanto la autora, la ilustradora y toda la Fundación Stop Sanfilippo, pretenden que los niños se pongan en el lugar de los niños enfermos, y que el cuento invite a iniciarse en la lectura con una narración sencilla, ilustrada con mucho mimo.

Éste es un cuento para todos, y así lo ha querido transmitir durante la presentación del libro Naiara, la madre en la vida real de los tres protagonistas: Araitz, Ixone y Unai.

Déjanos tu opinión

La labor de 12 meses

mostrar

Publicidad