El Plan Nacional de Médula Ósea tratará de duplicar el número de donantes en 4 años

2mediaset.es

El Plan, presentado en el Ministerio de Sanidad, tiene 3 objetivos principales: Mejorar la autosuficiencia de España en materia de donaciones de médula ósea, conseguir un mayor número de donantes que se centralizarán en un registro único y facilitar la información veraz a los potenciales donantes, y mejorar el conocimiento sobre este ámbito entre los profesionales.

La secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, ha anunciado la puesta en marcha del Plan Nacional sobre donación de médula ósea, liderado por la Organización Nacional de Trasplantes, que tiene como objetivo duplicar el número actual de donantes de médula ósea en España, que actualmente se encuentra en 105.000, y pretende alcanzar los 200.000 en los próximos cuatro años.
Todas las instituciones implicadas en estos tratamientos han colaborado en el Plan, entre las que se encuentran la ONT, el Registro Español de Donantes de Médula (REDMO), las Asociaciones de Trasplantes y la Sociedad Española de Hematología.
Este Plan Nacional tiene tres objetivos principales:
  • Mejorar la autosuficiencia de España (disminuyendo la dependencia exterior) en el abastecimiento de médula ósea y sangre periférica, y aumentar la eficiencia de los trasplantes nacionales.
  • Conseguir un mayor número de donantes efectivos al optimizar el proceso de tipaje y centralizar el registro y la búsqueda de donantes en el REDMO, coordinando a las Comunidades Autónomas.
  • Mejorar el conocimiento sobre médula ósea de los profesionales médicos y facilitar la información veraz a los potenciales donantes.
Durante el primer año, el Plan está dotado con 830.000 €, que se distribuirán proporcionalmente entre las Comunidades Autónomas, financiando la mitad de los tipajes. Estos fondos solo podrán ser utilizados para el desarrollo de este plan.
La importancia de incrementar el número de donantes españoles
 
3
Los factores que van a contribuir a una eficiente mejora de la calidad y cantidad de los trasplantes de médula ósea, de sangre de cordón umbilical y sangre periférica, las tres fuentes de células madres sanguíneas que se utilizan en nuestro país, son varios. Siguiendo el ejemplo del sistema de trasplantes de órganos regulado desde hace décadas por la ONT, que es copiado a nivel mundial por su buen funcionamiento, se va a reorganizar el 'modus operandi' en materia de médula ósea.
Se dará una mayor importancia a la coordinación entre las diferentes Comunidades Autónomas, que podrán centralizar sus tipajes en tres centros, ubicados en Málaga, Madrid y Barcelona. Además, el REDMO, de la Fundación Josep Carreras, funcionará como el único registro de donantes de médula autorizado en España con carácter altruista, público y universal. De este modo, al aumentar el número de posibles donantes y al ordenar los datos en un mismo registro, existen más posibilidades de reducir los tiempos de espera, agilizando la búsqueda de donante.
Con este Plan, los costes económicos también se reducirán considerablemente. El objetivo es que no se traiga médula del extranjero. Una mayor autosuficiencia de España en donantes nacionales de médula ósea ahorraría al sistema sanitario un gasto que se contabiliza en miles de euros. En las donaciones de médula entre Comunidades Autónomas, el gasto no se factura, se combinan entre ellas para no reparar en gastos. El coste económico de una persona que busca un donante a nivel mundial cuesta entre 3.000 y 5.000 €, a lo que hay que sumarle el coste por el registro extranjero. Sin embargo, tal y como ha explicado el doctor Matesanz, aunque la tarifa por una donación de médula en el extranjero es de 14.500 €, y el de una donación por cordón umbilical es de 22.000 €, cuando la donación se realiza dentro de España no existe facturación. Esa es otra de las razones por las cuales es importante fomentar el incremento de donantes de médula en nuestro país.
Sin embargo, España es un importante exportador de células madre de cordón umbilical. Desde que se aprobó el primer plan para mejorar el sistema de donación de cordón en 2008 -aunque se comenzó a aplicar entre 2006 y 2007- para alcanzar los 60.000 cordones umbilicales en 2015, las donaciones no han dejado de crecer, hasta el punto de alcanzar prácticamente la cifra este año. Actualmente, de los 500.000 cordones que hay almacenados a nivel mundial, España tiene más del 10%, convirtiéndose en el 2º país con más unidades en su haber.
En cambio, en donación de médula ósea, España es el 16º del mundo. Por eso se va a promocionar el plan entre donantes jóvenes, que son los que más posibilidades tienen de hacer efectiva esa donación. Una persona puede ser donante de médula desde los 18 hasta los 55 años, pero eso no significa que sus células vayan a ser demandadas. Sin embargo, cuanto antes se inscriban como donantes más tiempo y, por lo tanto, más oportunidades tendrán de poder ejercer su privilegio de salvar una vida, además de que cuanto más joven es el donante más probabilidades de éxito tiene el trasplante, abaratando el proceso.
 
1
Las claves de un donante bien informado
Facilitar una información veraz a los donantes potenciales es otro de los principales objetivos que tiene el Plan Nacional de donación de médula ósea. Todos los organismos que han participado en su elaboración destacan la importancia de este punto.
Un donante bien informado es un donante seguro. Por esta razón, además de facilitarse puntos de información para ellos desde sus Comunidades Autónomas como desde el REDMO y las Asociaciones de pacientes, se va a simplificar el proceso de análisis y tipaje. Ya no se van a efectuar las pruebas de modo exclusivamente presencial, se comenzarán a realizar a través de muestras de saliva, incluso enviando un kit de tipaje hasta su lugar de residencia a partir del día 10 de diciembre.
En la donación, aunque son mínimos, los riesgos existen, y el donante debe conocerlos. En medicina, tal y como ha explicado Rafael Matesanz, el riesgo 0 no existe, pero en este caso los riesgos son asumibles. A través de una información transparente, se mejoran las condiciones tanto del paciente como del donante, suponiendo un beneficio para la sociedad, y para aquellos que tienen la oportunidad de salvar una vida gracias a su generosidad, así como para los que tienen la posibilidad de ser curados.
Actualmente, en España, alrededor de 350 personas están constantemente a la espera de un trasplante de médula, se efectúan 900 búsquedas al año y 500 trasplantes se hacen efectivos. La media de búsqueda está en 48 días (lo que supone que algunos tarden mucho más y otros mucho menos) y se encuentra un donante para el 70% de los pacientes, y para el 81% cuando se trata de trasplantes a través de células madre de cordón umbilical.
El papel de las Asociaciones de Pacientes
 
4
Begoña Barragán, Presidenta de AEAL y del Grupo Español de Pacientes con Cáncer, ha destacado su satisfacción tras haber podido participar en la elaboración del Plan Nacional de donación de médula ósea desde el principio. Ella, que sufrió un linfoma y se sometió a un autotrasplante de médula hace unos años, puede hablar de su experiencia en primera persona: “Es muy importante que se recoja la opinión de los pacientes ya que somos los que mejor sabemos lo que necesitamos y somos capaces de identificar las ineficiencias del sistema. Lo más importante para nosotros en la homogeneización de los criterios de tipaje de las diferentes Comunidades Autónomas”.