Francisco Acedo: "Es importante incrementar el canal informativo para que se fomenten más donaciones"

El papel del informador es clave para sensibilizar al público y aumentar el número de donantes. Que los datos lleguen de forma veraz al público es una responsabilidad de los comunicadores, que deben estar en contacto con los expertos sanitarios en el tema para no cometer errores en los mensajes. Gracias a jornadas de intercambio entre unos y otros, la calidad del trabajo se mejora.

12 Meses: “¿Qué aportan eventos como éste al desempeño de tu labor?”

Francisco Acedo: “Seminarios, simposios, jornadas... Entre medios de comunicación especializados y médicos (ATS, enfermeros y todo lo que es el área sanitaria) siempre se genera un doble interés. Primero, que tienes la cercanía del profesional para aclarar dudas, perfeccionar planteamientos, cómo abordar los temas, acercar una noticia; y segundo, lógicamente, a parte de ese intercambio de ideas y experiencias, lo que puede aportar directamente un experto. En este caso, a Zaragoza, han venido grandes expertos en el tema de trasplantes y del área de hematología, y es muy difícil poder agruparlos a todos en uno o dos días.”

12 Meses: “¿Hacen falta buenas noticias para animar a la gente?”

Francisco Acedo: “España es un ejemplo en el tema de donaciones de órganos. A nivel europeo está más que bien aceptada. Como ejemplo, hace dos o tres años coincidimos un grupo de periodistas en Bruselas, en un asunto de la Unión Europea, precisamente con Rafael Matesanz de ponente, y España era el líder, eramos los campeones de 'la Champions' en este tema, nos ponían como ejemplo. Que te digan eso en Bruselas significa que lo estás haciendo bien. Pero hay también que aumentar el canal informativo para llegar al público y fomentar más donaciones. Todas las donaciones que se hagan son pocas.”

12 Meses: “¿Por qué crees que funciona tan bien el sistema nacional de trasplantes?”

Francisco Acedo: “En España, en los últimos 20 ó 25 años, se ha ido invirtiendo la dinámica en este tema. Yo recuerdo, por cuestiones familiares, que eso de hablar de donar los órganos una vez que ha fallecido una persona, por aspectos religiosos y de cultura, más todavía en la parte del sur de España que en otras regiones, esto se veía muy mal. Eso se ha ido corrigiendo y mejorando con el avance de las distintas generaciones, mejorándose, Pero el tema de sensibilización de campañas se tiene que aumentar. Creo que, aunque estamos bien, podríamos estar mejor.