Una viaje de ida y vuelta, un corto sobre segundas oportunidades

Alba Zarzuela es la directora y guionista de este corto que parte de su propia experiencia como receptora de hígado con solo ocho meses. Esta joven cineasta busca transmitir la dureza y la crudeza de la donación de órganos, pero también la esperanza. Utiliza el ascensor como metáfora del viaje a la muerte o a la vida que hacen las personas que lo utilizan en un hospital, pero siempre desde un punto de vista optimista.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.