El derecho a jugar

El derecho a jugar
  • Los niños cada vez juegan menos como consecuencia de la falta de espacios y de tiempo.

  • El derecho a jugar está reconocido en la Convención de los Derechos del Niño, en el artículo 31.

  • El artículo 31 tiene una gran importancia en la vida de los niños, ya que su aplicación es fundamental para la calidad de la niñez.

¿Sabías que los niños tienen derecho a jugar? En una sociedad donde los tiempos y espacios han cambiado, con un ritmo frenético, nos estamos olvidando de un derecho fundamental que además aporta muchos beneficios y es necesario en la etapa de desarrollo.

Si el juego aporta tantos beneficios…¿por qué los niños juegan menos?

El avance de la cultura urbana hace que los espacios se vean reducidos, cada vez hay más familias con un solo hijo o con hijos de edades distantes y el juego con los vecinos es prácticamente inexistente. Además, los niños cada vez están más saturados con clases extraescolares y los padres pasan menos tiempo jugando con ellos. Pero no podemos olvidarnos de un dato importante y es que, el 78,7% de los niños quieren jugar con otros niños, es lo que prefieren para divertirse así que no les privemos de uno de sus derechos, el derecho a jugar.

El derecho a jugar fue reconocido por primera vez el 20 de noviembre de 1959, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración de los Derechos del Niño. Treinta años más tarde se aprobó la Convención de los Derechos del Niño, que recoge el derecho al juego en el artículo 31Los Estados Partes reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes

El artículo 31 tiene una gran importancia ya que su aplicación es fundamental para la calidad de la niñez, el derecho a un desarrollo óptimo y el fomento de la capacidad de resistencia y recuperación. Los entornos en que los niños juegan y las posibilidades recreativas que les ofrecemos establecen las condiciones para:

  • El desarrollo de su creatividad.
  • Las oportunidades de competir en juegos iniciados por ellos mismos potencian la motivación, la actividad física y el desarrollo de aptitudes. 
  • La inmersión del juego en la vida cultural enriquece la interacción lúdica entre adultos y niños. 
  • El descanso permite a los niños tener la energía y la motivación necesarias para participar en los juegos y las actividades creativas.

Jugar es un asunto muy serio, y desde 12 Meses somos conscientes de ello por eso te pedimos que te unas a este nuevo reto, ha llegado el momento, es tiempo de jugar así que, dejemos a los niños jugar como niños y nunca dejes de jugar.