Emilia Pardo Bazán

”Si en mi tarjeta pusiera Emilio, en lugar de Emilia, qué distinta habría sido mi vida”. Tanto con su vida, como con sus obras, buscó igualdad sin olvidar su esencia de mujer.

Emilia Pardo Bazán nacida en La Coruña el año 1851, prestó siempre atención a las novedades literarias europeas y vivió según sus convicciones, su padre siempre fue liberal y apoyó la vocación de su hija.

Mujer viajera y defensora del Naturalismo francés en España, vivió en Madrid desde su matrimonio con José Quiroga en el año 1868. Poco después se trasladó a Francia con su familia dispuesta a continuar su interés por la literatura donde con tan solo 19 años llegó a dominar tres idiomas, español, italiano y francés.

Con más de quince obras literarias y 500 cuentos, fue la primera catedrática de literatura en la Universidad Central de Madrid, la primera corresponsal de prensa en el extranjero, novelista, editora, traductora, conferenciante… pero habiendo conseguido todo esto, tuvo que soportar discriminación, críticas e insultos. Le negaron más de tres veces la entrada a la Real Academia Española.

El 12 de mayo de 1921, una complicación con la diabetes que padecía le provoca la muerte. Al día siguiente de su fallecimiento, toda la prensa hablaba de la escritora fallecida y le reconocía los méritos y valía que le negó la sociedad en vida.