Emmanuelle Charpentier

Emmanuelle Charpentier
  • “Me preguntaba si debía quedarme al margen de la tormenta ética en torno a la tecnología que había contribuido a crear”

Emmanuelle Charpentier nació en Juvisy-sur-Orge, Francia en el año 1968. Estudió Bioquímica y Microbiología en la Universidad Pierre y Marie Curie de París y, en 1995 se doctoró en Microbiología en el Instituto Pasteur. Desde 1996 hasta 2002 amplió su formación en la Universidad Rockefeller de Nueva York, el Langone Medial Center de la Universidad de Nueva York, el Instituto de Medicina Biomolecular de la misma ciudad y el St. Jude Children’s Research Hospital de Memphis.

Charpentier es conocida por su papel en descifrar los mecanismos moleculares del sistema inmunológico bacteriano CRISPR–Cas9 (en inglés: clustered regularly interspaced short palindromic repeats) y su aplicación como herramienta en ingeniería genética. En colaboración con el laboratorio de Jennifer Doudna, el laboratorio de Charpentier descubrió como la enzima Cas9 podría ser usada para hacer cortes en cualquier secuencia deseada de un genoma e insertar, suprimir o modificar ADN. Investigadores de todo el mundo utilizan este método para manipular de forma eficaz ADN de plantas, animales y líneas celulares de laboratorio. La misma Emmanuelle siempre ha defendido que el uso de la ingeniería genética se debe hacer desde una perceptiva moral y ética “no debemos usar la edición genética para crear humanos mejorados”.

Charpentier ha sido galardonada con varios premios y reconocimientos internacionales, incluyendo el Breakthrough Prize en Ciencias de la vida, el Premio de internacional de la Gruber Foundation en genética, y el Leibniz Prize (el premio de investigación más prestigioso de Alemania). También ganó, junto con la codescubridora de CRISPR-Cas9, el Premio Princesa de Asturias de Investigación científica y Técnica de 2015.

Desde 2015 dirige el nuevo Instituto Max Planck de Biología de la Infección, en Berlín, donde investiga nuevas especies de microbios en busca de versiones mejoradas del CRISPR que “amplíen la caja de herramientas” de la edición genética y que podrían, por ejemplo, ayudar a frenar a las bacterias resistentes a antibióticos. También es cofundadora y asesora de CRISPR Therapeutics, una empresa que ha iniciado este año un ensayo clínico para corregir una mutación que causa una de las anemias más comunes y que obliga a recibir transfusiones de por vida.
#MujeresHaciendoHistoria 👉 creando tecnologías que ayudan a la salud del ser humano.