María Moliner

“La educación es la base del progreso”. Las palabras se convirtieron en su vida. Fue admirada pero no valorada por el hecho de ser mujer en una época donde no estaba bien visto que participaran en la labor intelectual.

Nació en Zaragoza en 1900. Se licenció en Historia y a los 22 años ingresó en el cuerpo facultativo de archiveros, bibliotecarios y arqueólogos.

Ya casada y con hijos se trasladó a Valencia en los años de la II República, ejerciendo como directora de la biblioteca universitaria de Valencia. Dos años más tarde, redactó las directrices del proyecto del Plan de Bibliotecas que a día de hoy es considerado el mejor plan bibliotecario de España.

Su constancia, perseverancia y vocación por las palabras llevaron a María Moliner a dar un paso más. Conocía muy bien el diccionario de la RAE de su época universitaria y decidió actualizarlo. Quería elaborar una obra que además de explicar el significado de las palabras en castellano, expusiera cómo se usaban.

En 1953, María Moliner decidió compaginar su trabajo de bibliotecaria con la redacción de este glosario. Dieciséis años después de sentarse a escribir, la primera edición del 'Diccionario de uso del español' vio la luz. Eran dos volúmenes y unas 3.000 páginas en total, y hoy en día es considerado uno de los repertorios lexicográficos más importantes del español.

En ese momento España vivía bajo el gobierno franquista y no era común que las mujeres participaran en la labor intelectual. A pesar del gran trabajo que realizó María Moliner se la consideró una intrusa porque ella no era filóloga y no fue valorada.

María Moliner fue candidata para ocupar una silla de la Real Academia Española (RAE) en 1972, pero no se la concedieron, hubiera sido la primera mujer aceptada por la RAE. Luchadora y feminista, cuando la RAE quiso darle en junio de 1973 el Premio Lorenzo Nieto López "por sus trabajos en pro de la lengua", lo rechazó.

Ese mismo año empezaron los síntomas de la enfermedad arterioesclerosis cerebral que la retiraría de la vida intelectual y le arrebataría las palabras.

Falleció el 22 de enero de 1981 en Madrid.