Aunque la más habitual es la trata de personas con fines de explotación sexual, hay otros tipos de trata

La trata tiene que ver con la explotación sexual, pero también muchas veces tiene como objetivo la explotación laboral, incluso (en España, afortunadamente, con apenas casos) en algunos países se trata con seres humanos para comercio de órganos. Hay que ver el problema en su total dimensión. En España, la Policía detectó que tenemos una presencia de organizaciones criminales dedicada a la trata de seres humanos para explotación sexual y decidió actuar. Son víctimas particularmente invisibles, un delito que genera mucho sufrimiento humano. Muchas de las víctimas vienen de otros países y es necesaria la cooperación internacional. El objetivo es fijarse en la víctima y llamar a la colaboración ciudadana.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.