2.500 víctimas de explotación sexual bordan un tapiz y lo subastan para recaudar fondos

El convento de las Adoratrices, en Madrid, busca la reinserción de las prostitutas en una nueva iniciativa para recaudar fondos subastan un tapiz de 14 metros bordado por casi 2.500 personas víctimas de la trata. Mujeres de 46 nacionalidades son las creadoras. El dinero se destinará a ayudar a aquellas mujeres que sufren este tipo de explotaición.