Las víctimas son cada vez más jóvenes

Rocío Mora Nieto, coordinadora de APRAMP explica que cada vez son más jóvenes porque es más fácil vulnerar sus derechos y están muchos más tiempo dando ese dinero a las mafias. Todo esto cambia también por un factor muy preocupante: cada vez la demanda busca mujeres de menor edad.