El talento no es cuestión de sexo, y así lo demuestran estas jóvenes promesas.

Los protagonistas de 'Atrapa la bandera' se unen a la campaña de 12 Meses por la igualdad de oportunidades, junto a Auryn y Gisela Pulido. Animan a los más jóvenes a perseguir sus sueños, demostrando que el talento no es una cuestión de sexo. Así lo demuestran María, que siempre quiso ser violinista, Guillem, que está seleccionado para formar parte de la Royal Ballet School de Londres, o Reyes, que siempre soñó con ganar el festival de cante de las minas. Pruebas de que con esfuerzo e ilusión se puede llegar, como Mike, a la luna.