Alberto Contador y José Luis Cuerda, dos ejemplos de superación tras un ictus

El director José Luis Cuerda se desplomó durante la noche. Había perdido movilidad en el lado izquierdo: estaba sufriendo un ictus. Aunque él no lo sabía, tenía muchos factores de riesgo. Alberto Contador cayó fulminado de su bicicleta durante una competición en Asturias. Tardó un año en recuperarse pero gracias a su fuerza y a la ayuda de sus amigos, que salían con él a entrenar, puede decir que de aquello solo le quedan algunas cicatrices.