'La Ecológica del Mercado de Maravillas', una tienda de alimentación sostenible en el corazón de Madrid

ecológicamediaset.es

Antonio Córdoba regenta un establecimiento de comida sostenible que oferta más de 200 productos en el puesto del Mercado de Maravillas y 2.000 a través de su página web. 'La ecológica' cuida la procedencia de todos sus alimentos y garantiza el sello ecológico en todos sus productos.

El corazón del Mercado de Maravillas de Madrid alberga un rincón en el que los alimentos recobran el sabor tradicional, la procedencia de los ingredientes garantiza el respeto por el Medio Ambiente y los productos transgénicos no tienen cabida. Es 'La Ecológica', un puesto de alimentación regentado por Antonio Córdoba que abrió hace un año y poco a poco se va ganando un hueco en el carro de la compra.
 
Aunque pueda parecer un establecimiento pequeño, Antonio nos explica que se trata de una tienda 2.0, adaptada a los tiempos que corren. En el puesto físico de La Ecológica, dentro del mercado, podemos contar unos 200 productos (pasta, conservas, salsas, mermeladas, aceite, vinagre... productos no perecederos), pero el principal medio de venta es la página web. A través de ella puede hacerse un pedido de lo más surtido partiendo de una carta que oferta alrededor de 2.000 variedades diferentes de alimentos, entre los que podemos encontrar productos frescos, lácteos o carnes.
 
Una vez hecho el pedido, el consumidor puede elegir entre dos opciones: ir a recogerlo al puesto del Mercado Maravillas o que el paquete se le envíe en su propia casa. Esta segunda opción incluye la posibilidad de un envío a domicilio a cualquier punto de España, aunque hasta el momento nunca les han solicitado productos desde fuera de Madrid. Sin embargo, la más utilizada es la primera opción: recoger el género en la propia tienda.
 
ecológica
Aunque la tienda la abrió hace apenas un año, Antonio Córdoba lleva 4 dedicándose al negocio de la comida ecológica. Pero, ¿en qué consiste este tipo de alimentación? “Cualquier producto puede ser ecológico, incluso el pescado cuando es de piscifactoría puede llevar el sello, y el ganado, si se le cuida la medicación (que no sea excesiva), se le alimenta con productos naturales y vive en libertad. Todo alimento ecológico debe haber tenido un método de producción sin químicos, sin alimentos modificados genéticamente. En agricultura, los campos se someten a pruebas durante 5 años para certificar que el terreno está limpio, una vez superada esta fase ya pueden cultivar como productores ecológicos”, nos explica Antonio.
 
Los alimentos sostenibles tienen otra característica común: no utilizan productos químicos para conservar o evitar plagas en sus cosechas. Para ello utilizan productos naturales, mediante el método tradicional. Por ejemplo, a la hora de sulfatar, salvo casos muy concretos, se utiliza vinagre y vino, repelentes naturales, para espesar se utiliza la pectina y como conservante, el ácido cítrico, obtenido, por ejemplo, del zumo del limón.
 
Cuidas tu cuerpo mientras cuidas del Medio Ambiente
 
Cuando te encuentras con consumidores que se han rendido ante los encantos de la comida ecológica es inevitable preguntarse cuáles son los beneficios que aporta este tipo de alimentación, tan rigurosa con los orígenes y el tratamiento de sus ingredientes.
 
Según nos explica el fundador de La Ecológica, es un tema de concienciación y preocupación a la hora de cuidar tu salud. Aunque ser fiel con este tipo de alimentación no está reñido con el consumo de carne, los que comienzan a comer ecológico reducen el consumo de proteínas animales ya que se percatan de que no es saludable comerlas más de dos veces por semana.
 
Las ventajas de la comida ecológica son tanto psicológicas como físicas. Por un lado, tu conciencia sabe que estás haciendo algo bueno para tu entorno, estas beneficiando a tu zona culturalmente al fomentar el consumo local, la huella ecológica es mucho menor y ayudas a los productores de tu entorno.
 
Físicamente, uno siente que se cuida, que come sano. Este tipo de alimentos sientan mejor ya que todos sus componentes son naturales. Tienen más sabor, más textura y un olor más intenso.
 
Comer ecológico, ¿resulta demasiado caro?
 
Antonio Córdoba lo tiene claro: depende de lo que compres. Echando un vistazo a las estanterías de su establecimiento comprobamos que en los productos en conserva, el aceite, la leche y otros productos de primera necesidad, los precios son muy similares a los de un supermercado.
 
Sin embargo, el propio Antonio reconoce que depende del producto del que estemos hablando, por ejemplo, las lentejas ecológicas son bastante caras, sin embargo, el kiwi es mucho más barato que el de las fruterías ya que, en este caso, viene de Galicia, en lugar de llegar desde Nueva Zelanda. La pega es que solo se vende durante su temporada de recogida natural. “El desconocimiento sobre los verdaderos precios de la comida ecológica perjudica su venta. Es necesario romper la barrera del precio para normalizar su consumo”, nos explica.
 
Internet, nuevo escenario de venta
 
ecológica
Si antes se vendía en el mercado, comparando el género en persona, cada vez son más las personas que compran a través de la red. En el caso de La Ecológica, el puesto del Mercado Maravillas se presenta como un escaparate en el que exponer parte de sus mercancías, pero también en el lugar para entregar aquellas que se le han encargado. Dar la cara, cuando tu alimentación está en juego, te aporta confianza.
 
Actualmente, España es el primer productor y exportador de comida ecológica de la UE, tras superar las cifras de Italia hace ya tres años. Le avalan su fiabilidad y su rigurosidad, y aunque cada vez más gente compre a través de la red para asegurarse un producto fresco y un consumo responsable (al comprar aquello que se va a consumir, evitando los deshechos), en este ámbito todavía se prefiere la compra directa, por parte de los clientes.
 
Además de la venta a particulares, La Ecológica importa varios productos directamente y exporta otros muchos a grandes superficies y tiendas tradicionales.