Londres 2012, las Olimpiadas más sostenibles

LONDRESmediaset.es

Desde su candidatura, en 2005, los Juegos Olímpicos de Londres se plantearon como un proyecto en el que la sostenibilidad era prioritaria. El BREEAM, método de evaluación y certificación, líder mundial en construcción sostenible, ha sido el encargado de coordinar la construcción de las sedes olímpicas bajo un sello que pretende minimizar los impactos medioambientales. Las claves han sido las energías renovables, el reciclaje, la reutilización y la reducción de emisiones de carbono.

El 12 de agosto tendrá lugar la ceremonia de clausura de los JJOO de Londres 2012, poniendo así el broche con medalla verde a las olimpiadas más sostenibles de la historia, lo que demuestra el cada vez mayor interés de la sociedad por promover construcciones que minimicen el impacto que producen en su entorno.
Y ello, como explica Eseficiencia, ha sido posible porque BREEAM, el método de evaluación y certificación líder mundial en construcción sostenible, ha desarrollado una versión a medida del sello para todas las sedes olímpicas: el Estadio Olímpico, el Centro Acuático, el Velódromo el Centro de Comunicación y Negocios, el Multiusos, que albergará la pista de Balonmano, y el centro Eton Manor, sede para el tenis de los Juegos Paralímpicos.
BREEAM evalúa impactos en 10 categorías (gestión, salud y bienestar, energía, transporte, agua, materiales, residuos, uso ecológico del suelo, contaminación e innovación) permitiendo la certificación de acuerdo a distintos niveles de sostenibilidad y sirviendo a la vez de referencia y guía técnica para una construcción más sostenible.
Se ha cuidado hasta el mínimo detalle, desde los distintos estadios hasta el pebetero que alberga la llama olímpica diseñado por Thomas Heatherwick, cuyas múltiples antorchas alimentan su fuego con gas natural.
Las construcciones olímpicas han sido concebidas como edificios verdes, incluyendo el reciclaje de agua, la reducción a la mitad de las emisiones de carbono de todos los proyectos de edificación y la utilización del 25 % de materiales reciclados para sus construcciones. Además, para compensar las emisiones de CO2, las Olimpiadas financian proyectos ambientales que neutralizen el impacto de sus operaciones.
La empresa energética EDF patrocina el proyecto proporcionando 24 MW de energía producida por fuentes renovables como la energía eólica. El parque Olímpico también utiliza la calefacción local combinada y la refrigeración, además de una central eléctrica con calderas de biomasa.
Desde que en 2005 Londres fuera elegida sede de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos 2012, la sostenibilidad fue prioridad para el equipo de la candidatura.
El desarrollo de BREEAM para los Juegos Olímpicos 2012 abarca todas las fases: diseño y construcción desde la etapa anterior a los Juegos, hasta la etapa posterior a su celebración y su futura transformación.
Hay que tener en encuenta que la mayoría de los impactos medioambientales se producirán por el funcionamiento y uso posterior de las sedes una vez haya concluido esta edición de las Olimpiadas, más que por las semanas de celebración de los Juegos.

En este sentido, tras los juegos, muchos edificios sufrirán transformaciones para garantizar una larga vida útil de las instalaciones por lo que la evaluación BREEAM también abarca ese período.
Los parámetros y requisitos sobre los que se asienta el desarrollo que BREEAM ha hecho para las infraestructuras de Londres 2012 son:

    - Clima y energía: eficiencia energética, energías renovables, instalaciones urbanas, riesgo de inundaciones

    - Comunidad: gestión y uso

    - Diseño del lugar: reutilización de edificios y suelo, paisajismo, accesibilidad, seguridad, zonas verdes

    - Ecología: plan de biodiversidad, flora autóctona, informe ecológico

    - Transporte: transporte público, carril bici, aparcamiento, estudio de impacto del tráfico

    - Recursos: materiales locales y/o ecológicos, gestión del agua, compostaje

    - Economía: empleo, nuevos negocios, inversión.