Los grandes festivales de música también son sostenibles

rototom1mediaset.es

Para los planes de verano ya hemos abandonado el clásico debate entre 'playa' o 'montaña', ahora tenemos el nuevo dilema: ¿indie, rock, folk, étnica, reggae o heavy? Y es que cada vez son más los que planean sus vacaciones en función de los festivales. Una idea para hacer más fácil la elección es decantarnos por aquellos que promuevan un espíritu sostenible.

Ahora, además de la música, hay que tener en cuenta si nos sentimos identificados con la ideología que promulga cada evento y, en este ámbito, los eventos sostenibles ganan puntos positivos.
Rototom Sunsplash
El 16 de agosto se abren las puertas del Rototom Sunsplash, un festival de reggae que se celebra en Benicàssim. Entre sus ingredientes, además de siete días de espectáculo y buen ambiente, existe una 'Guía para una participación ecológica en el festival', una serie de recomendaciones con las que la organización pretende reducir el impacto medioambiental de este tipo de eventos.
Desde la organización del Rototom nos lanzan las pistas necesarias para vivir el festival de forma sostenible. Antes de emprender la marcha hacia el evento proponen que hagamos un acto de reflexión para mentalizarnos de cual puede ser la mejor actitud que podemos tener durante el viaje y la estancia, pensando en respetar y conservar los recursos naturales. Elegir el medio en el que llegaremos también es importante. Debemos intentar optar por el transporte público pero, en caso de no ser posible, hay que fomentar el uso compartido del coche.
Durante la celebración del festival se pide un respeto para el entorno, que cada uno tire sus desperdicios de forma ordenada, en los contenedores que corresponda pero prestando mucha atención a ciertos detalles, como que los tenedores, vasos y platos de plástico, en el Rototom serán de plásticos biodegradables y por lo tanto deberán ser depositados en el contenedor destinado a la basura orgánica.
También piden que se haga un consumo responsable del agua, así como que se tenga especial cuidado con el fuego, ya sea a la hora de apagar una colilla o de cocinar.
Y a la hora de recoger, además de asegurarte de que recoges todos tus residuos, la organización te anima a que compenses las emisiones de CO2 que has generado durante la estancia, en páginas web especializadas.
Día de la Música
De esta última acción sabe mucho el Día de la Música, festival que se celebra cada año en Madrid, en fechas que rondan el 21 de junio. La organización colabora con 'Acciona' para celebrar un evento 'Neutro en Carbono'. Es decir, cuantifican las emisiones de CO2 asociadas al festival que no se han podido evitar, y se compensan a través de un proyecto medioambiental. Por ejemplo, en el 2011, se plantaron árboles en la Comunidad de Madrid con el objetivo de que todas las emisiones asociadas al Día de la Música tengan un balance final igual a cero.

Low Cost Festival
El Low Cost, celebrado en Benidorm a finales de julio, es otro de los que se ha subido al carro de la sostenibilidad. Fiel a su ideología de ahorro, en su última edición ha tomado más medidas para hacer descender los niveles residuales, disminuir el consumo energético, promover el consumo responsable de agua y evitar la contaminación, tanto acústica como medioambiental. Invirtieron en productos de limpieza ecológicos, bombillas de bajo consumo, un plan de movilidad, envases biodegradables 100% y vasos reutilizables.
SOS 4.8
El caso del SOS 4.8, celebrado en Murcia, es otro ejemplo de sostenibilidad, incluso incluye el término en su nombre. La conciencia medioambiental ha convertido al Festival Estrella Levante en un festival de acción artística sostenible que cuida hasta el último detalle para que se cumpla el cuidado del planeta, desde lo que se come y bebe, hasta el coche que conducimos, así como el papel que se utiliza y el mercado justo y ético en el que se compran sus productos.
Boom Festival
Pero tenemos también ejemplos internacionales muy cercanos, como el del Boom Festival, celebrado a principios de agosto en Portugal. Este festival mide su energía, utiliza los residuos de los sanitarios para fabricar compost, cuida el tratamiento de las aguas, apoya la reutilización de materiales, el reciclaje, el transporte público, el Eco-Arte, la Bio- construcción, la reinserción social y la educación, base de todo aprendizaje sostenible.
A partir de ahora, no lo dudes, busca festivales con certificación verde y tú también colaborarás compensando al planeta por lo generoso que es con nosotros.