‘Alicante, el nuevo edén ruso’, en la nueva entrega de ‘Fuera de cobertura’

‘Alicante, el nuevo edén ruso’, en la nueva entrega de ‘Fuera de cobertura’
  • Mañana miércoles a las 22:50 horas, Alejandra Andrade indaga en los motivos por los que esta provincia es la residencia elegida por la mayor parte de rusos que vienen a España

Comenzaron a llegar en los años noventa tras la caída de la Unión Soviética. Hoy, uno de cada cuatro ciudadanos rusos que vive en nuestro país ha elegido Alicante como lugar de residencia. Son cerca de 16.000, una cifra muy superior a la de Madrid, Barcelona e incluso toda Andalucía. ¿Por qué se establecen allí? ¿Cómo viven y a qué se dedican? ‘Fuera de cobertura’ dará respuesta a estas cuestiones en ‘Alicante, el nuevo edén ruso’, nueva entrega del programa que Cuatro emite mañana miércoles a las 22:50 horas

Alejandra Andrade se desplaza a Torrevieja, el municipio español con más rusos por metro cuadrado de España. Según el alcalde, “4.300 censados y, sin censar, el doble”. La periodista asiste allí al prestigioso Festival Internacional de Cine Ruso en busca de sus organizadoras, las Semenova, una familia formada por madre e hija que han montado un poderoso grupo empresarial y han forjado su fortuna con el negocio inmobiliario. 

Atraídos por el buen tiempo y las posibilidades de inversión, los millonarios rusos también han encontrado en Alicante colegios para sus hijos con educación europea de primerísima calidad y a precios mucho más baratos que en otros países de la UE. ¿De dónde procede su dinero? ¿Cómo son estos millonarios que han venido para quedarse? 

‘Fuera de Cobertura’ consigue acceder al refugio de la poderosa comunidad rusa de Alicante: la exclusiva urbanización Altea Hills. “Aquí viene Putin dos veces al año”, le asegura a Alejandra la empresaria rusa Alex Soviet. Se trata de una de las urbanizaciones más caras e inaccesibles de la costa española: 100 cámaras de seguridad y varios coches patrulla vigilan las 24 horas del día sus mansiones de hasta siete millones de euros.