Pablo Chiapella nadará junto al tiburón ballena en México, en una nueva aventura de ‘Planeta Calleja’

Pablo Chiapella nadará junto al tiburón ballena en México, en una nueva aventura de ‘Planeta Calleja’
  • Se reunirá con Jesús Calleja con el objetivo de llegar a pie hasta la ciudad maya de Calakmul y subir a una de las pirámides mayas más altas y desconocidas del mundo

  • El actor se une a Malena Alterio, Los Morancos, Asier Etxeandia y Sandra Barneda, que ya han grabado sus respectivas entregas de la próxima temporada

“Jesús me ha dicho que nos ha preparado cosas muy divertidas… muy divertidas para él, supongo”. Con esta expectativa ha partido hoy hacia México Pablo Chiapella para protagonizar, junto a su hermana Rosana, una nueva aventura de ‘Planeta Calleja’ la próxima temporada. “Rosana está como una cabra. Yo creo que entre los tres no hacemos una persona normal”, ha confesado el actor. 
Una vez se reúnan con Jesús Calleja, se trasladarán a los estados de Quintana Roo y Campeche con el objetivo de llegar a pie hasta la ciudad maya de Calakmul, uno de los dos reinos más importantes de esta civilización. Esta ciudad se encuentra perdida en la Reserva de la Biosfera de Calakmul, la zona selvática más grande de México y segundo pulmón verde de América tras la Amazonia. Tras un día entero caminando por una selva poblada de una gran diversidad de arañas, monos y reptiles, terminarán el recorrido en lo alto de la Estructura II, una de las pirámides mayas más grandes y desconocidas del mundo
En su periplo, Pablo Chiapella podrá nadar con el tiburón ballena, bucear en un cenote y navegar en kayak para ver de cerca los estromatolitos de la laguna Bacalar, unas piedras orgánicas consideradas los organismos más antiguos del planeta. También conocerá a los habitantes de la localidad Veinte de Noviembre, junto a los cuales participará en una conmemoración y afrontará un divertido reto junto a Calleja para comprobar cuál de los dos tiene más don de gentes.
 “Me apetece muchísimo. Sé que Jesús me va a intentar llevar al límite, pero lo que no sabe es que yo vivo siempre al límite. Le quité los ruedines a la bici anteayer, me subo al metro justo cuando está cerrando. Mi vida es una aventura desde que me levanto hasta que me acuesto. Lo único que temo es el mundo mosquitos. Si hay mosquitos me pican a mí. Soy el ‘fogo-electric’ de todos los demás”, ha confesado.