Paco León y Leonor Watling serán los héroes de las historias más emotivas del confinamiento en una miniserie de dos capítulos producida por Mediaset España y Alea Media

Besos al aire
  • Un hospital, un supermercado y un bloque de pisos en el centro de Madrid serán las localizaciones en las que transcurran las siete historias cruzadas de 'Besos al aire', con el amor como nexo de unión.

Rendir homenaje al optimismo, al amor, la esperanza y a todas las personas que han velado por la salud y las necesidades de todos durante los momentos más duros de la pandemia. Con esa filosofía arranca la producción de ‘Besos al aire’, nuevo proyecto de ficción de Mediaset España que contará con un reparto coral encabezado por Paco León y Leonor Watling y que comenzará a rodarse este mes de octubre

La miniserie, de dos capítulos, está producida por Mediaset España en colaboración con Alea Media y ha sido creada por Darío Madrona (‘Elite’, ‘Vivir sin permiso’), guionista que, tras ‘Besos al Aire’, se convertirá en el primer español en dar el salto a Estados Unidos como showrunner de una gran producción americana. La dirección correrá a cargo de Iñaki Mercero (‘La verdad’, ‘El Príncipe’). 

Las localizaciones principales de ‘Besos al Aire’ serán un hospital, en representación de los cientos de hospitales y centros de salud en los que se ha luchado por contener la pandemia; un supermercado, como ejemplo de la entrega y dedicación de los profesionales que han velado por el bien de todos; y un edificio de viviendas situado en el centro de Madrid, que simboliza el hogar y fortaleza de los protagonistas de las historias. 

El amor, protagonista incluso en los momentos peores

La historia de difícil convivencia entre una adolescente rebelde y sus abuelos; el amor improbable entre una trabajadora de supermercado y una vecina conflictiva; la amistad entre un joven y un perro en tiempos de pandemia… ‘Besos al aire’ es una comedia romántica que entrelaza siete emocionantes historias unidas por el personaje de Javi (Paco León), un auxiliar de Enfermería, buenazo y fan de las películas de amor de los noventa. Su carácter afable y complaciente le ha llevado a asumir una de las tareas más delicadas durante la pandemia: servir de intermediario entre los enfermos aislados en las UCIS y sus familias. Así, con voluntad de suavizar el trance para las dos partes, Javi empieza a embellecer los mensajes familiares, haciéndolos más bonitos y divertidos. Todo ello, mientras suspira por un amor de película: el de la doctora Cabanas (Leonor Watling), una profesional distante y estricta que no tiene tiempo para el romanticismo de Javi.