A3 renuncia a facturar 350.000 euros por 'spots' en 'Hispania' para salir en los periódicos

.

Antena 3 blindó el estreno de Hispania liberándolo de anuncios y adelantando el inicio del prime time. Ganó titulares de periódico perdió la noche (15,8%, 6,9 puntos menos que el especial La noche de Felipe y Letizia) y dejó de facturar más de 350.000 euros (sin publicidad, la media de espectadores sube) pero por los spots no emitidos. Telecinco, por el contrario, interrumpió dos veces su tv-movie sobre Felipe y Letizia con un total de 13 minutos de anuncios.
Pese a ello, Telecinco lideró indiscutiblemente la jornada, con un share del 18,4%, 5,9 puntos por delante de Antena 3. La mayor diferencia en lunes entre ambas desde el 30 de junio de 2008. Y en el prime time, Telecinco sacó 3,6 puntos a su competidora (18,7% frente al 15,1%).
En algún momento, Hispania necesitará pausas publicitarias, para así rentabilizar la gran inversión que requiere una producción de este tipo. Pero de momento, Antena 3 prefirió limpiarla de esos anuncios que invitan al zapeo, pero que son la inevitable gasolina de las televisiones comerciales.
En poco más de una hora, Antena 3 se jugó el lunes y perdió. De 22.03 a 23.17, emitió el primer episodio de su nueva serie histórica sin pausas publicitarias, y concentró el 22,7% de la audiencia (4.768.000 espectadores). A las 23.42, todo volvió a la normalidad, anuncios incluidos (no hubo cortes desde las 21.48 hasta ese momento), y la cuota descendió al 10,1% (819.000) con Informe 3.
Por el camino, Hispania se había comido más de 350.000 euros, que es lo que factura por publicidad una cadena comercial en su horario estelar. 
Antes de este peplum, y este mismo año, ya hizo lo mismo para recibir a Karlos Arguiñano, o al lanzar La jaula, el enésimo asalto fallido a Sálvame.
Lo que cambia de ir protegido sin anuncios a salir al campo de batalla a pecho descubierto, bien lo sabe Karlos Arguiñano . Su primera semana en Antena 3, el cocinero guisó sin que nada le interrumpiera, y cosechó un 17,3% de cuota.
Pero acabó el periodo de gracia -medio millón de euros diario de regalo por comerse los anuncios-, y desde entonces ha perdido un 25% de la audiencia: en su última semana ha descendido al 13,1%, cinco puntos de share menos que en su última temporada en Telecinco.
La jaula , el magacín que contrató a Paquirrín como buque insignia, también salió al aire el pasado marzo libre de bloques publicitarios. Aunque pocos repararon en ello, ya que, por sorpresa, Belén Esteban anunció su (otra más) separación en Sálvame, y el nuevo espacio de Antena 3 debutó con una audiencia de 867.000 espectadores (6,4%).  Al día siguiente, ya con spots, La jaula bajó a 748.000 seguidores (6%). Aguantó dos semanas en la parrilla, después de que le superaran hasta los documentales de La 2.
Antes de La jaula, lo intentó en esa banda el culebrón Somos cómplices, que estrenó la temporada sin cortes publicitarios. Ni con el cameo de Larry JR Hagman. De 853.000 espectadores en el primer capítulo (6,8%)  pasó a 714.000 (5,7%), anuncios incluidos. No hubo tercera emisión. 
Y ya en vísperas del arranque de la temporada 2010-2011, la telenovela ¿Dónde está Elisa? no pasó, antes de su salto a Nova, de las cinco entregas, las dos primeras sin publicidad .
Anoche, Antena 3 blindó a Viriato frente a Roma. Programó un prime time madrugador e intenso. En una hora lo había despachado. Sube así el dato de espectadores de Hispania, a pesar de adelantar el late a cerca de las once de la noche, y de que la cuota media se desplomara al entorno del 10%.
La jaula, Somos cómplices o ¿Dónde está Elisa? apenas duraron en la parrilla. La audiencia de Arguiñano -que cuesta el doble que en su etapa anterior- se precipita. E Hispania, con lo que cuesta sumado a lo que deja de ingresar por no parar para los comerciales, no pudo evitar que Antena 3 quedara, en el resultado global del día, a 5,9 puntos de la cadena líder, Telecinco (18,4%).