Ana Rosa Quintana, una vaquera solidaria

Este año y a diferencia del pasado, el equipo del programa matinal recrea a grandes personajes de ficción cinematográfica. . "Con las pistolas disparo directamente al corazón", bromea Quintana, que cierra el almanaque caracterizada en el papel que interpretaba Nicole Kidman en Los Otros. La presentadora encabeza el calendario con dos trenzas, un sombrero de cowboy y un par de pistolas, como una auténtica vaquera
A ella le siguen personajes tan populares como Spiderman (Óscar Martínez, enero), Indiana Jones (Mario Picazo, mayo), Jack Sparrow (Maxim Huerta, marzo), Cabarette (Marisa Martín Blazquez, junio), Tarzán y Jane (Miguel Ángel Nicolás y Belén Rodríguez, julio) o Frankestein (Nacho Abad, noviembre). Los favoritos de la presentadora son "Maxim, Nacho y Marisa porque no les reconoces".
La idea original de este año la han decidido "entre la fotógrafa y el equipo de dirección. El año pasado fue un guiño sin ropa, y no podíamos repetir", explica. "Además", añade, "el del año pasado tenía mucha gracia, pero era más casero. Y éste es más profesional y más imaginativo", apunta Quintana.
Pese a la parte divertida de las fotos, Ana Rosa Quintana no olvida lo más importante: el proyecto que destinará, como en la pasada edición, todos sus fondos al mantenimiento del Centro de Desarrollo Infantil de Ana Rosa, en Nicaragua. "Tenemos una responsabilidad, porque hay muchas ilusiones puestas".
La presentadora ha recordado su visita al centro, cuando viajó el pasado mes de noviembre a inaugurarlo. "No es lo mismo verlo desde fuera que cuando lo vives, estás allí, ves las caras cada uno de los niños, no puedes dejarlos abandonados", apunta Quintana, que explica que queda mucho por hacer. "Tenemos que conseguir que las madres tengan un medio para sustentarlos, porque si no no estamos consiguiendo prácticamente nada. Esos niños, cuando llegan a su casa siguen viviendo en la misma miseria. Hay que arreglar un poco las casas, ayudar a esas mujeres para que tengan un ingreso", explica.
El centro está situado en una de las zonas más deprimidas de la ciudad de Matagalpa (Nicaragua) y cuenta con seis aulas, comedor, guardería, sala informática y servicio de asistencia médica y psicológica para  1.200 niños.
La repercusión de este año parece, por el momento, mucho mayor que la del pasado. En esta edición ya se han cursado 22.000 peticiones, y el año pasado se vendieron 30.000 en toda la campaña.  Quintana se emociona al recordar a la espectadora que h a comprado 500 ejemplares de una tacada. "La gente en España es maravillosa, la mujer los ha comprado para repartirlos en su negocio. Nuestra audiencia siempre responde", se enorgullece.