Argentina nacionaliza la Liga por 108 millones de euros

.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y el Gobierno que preside Cristina Fernández han suscrito un polémico convenio para la emisión abierta y gratuita por televisión del fútbol en todo el país.
Las arcas públicas pagarán cada año 155 millones de dólares (alrededor de 108 millones de euros) para que el fútbol llegue gratis por televisión a todos los hogares. El acuerdo se suscribió después de que la AFA rompiera la semana pasada el contrato que le otorgaba los derechos televisivos a la empresa privada TSC (Televisión Satelital Codificada) hasta 2014, y que explotaba en pago estos derechos.
Los 10 partidos de la primera jornada del torneo Apertura serán transmitidos por el canal estatal y se prevé repartir la transmisión con los canales que lleguen a un acuerdo con la AFA y el Gobierno.
La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y el titular de la AFA, Julio Grondona, se reunieron en una carpa levantada en el predio de deportes de la casa matriz del fútbol argentino, donde también estuvo el director técnico de la selección Diego Maradona.
El convenio rige para el torneo Apertura que se iniciará el fin de semana y que fue postergado por una polémica en torno a la transmisión de los partidos por televisión privada. En total, el Estado argentino ha aceptado pagar unos 108 millones de euros anuales para quedarse con los derechos de televisión del fútbol local, en una polémica medida que le dará el control del deporte más popular del país y ayudaría a varios clubes casi en quiebra.
La presidenta del país dio un paso más y, en una desafortunada metáfora, comparó el fútbol de pago con los secuestros que aterrorizaron a Argentina durante la dictadura.
La ruptura del contrato con Televisión Satelital Codificada (TSC), que tenía vigencia hasta el 2014, se considera como un capítulo más en la pugna que mantiene el Gobierno peronista con el grupo de medios Clarín, con una participación del . 50% en el holding que tenía los derechos del fútbol
Sin embargo, el Gobierno asegura que la medida busca "democratizar" al fútbol, permitiendo la transmisión de sus partidos por canales abiertos, según dijo la agencia estatal de noticias Télam.
El fútbol es el deporte más popular en Argentina, y los partidos de las ligas locales, incluso las de divisiones menores, son seguidas cada semana por millones de fanáticos.