Aventuras ("...y mucho más") en 'Piratas', la nueva serie de Telecinco

Óscar Jaenada, izquierda, y Pilar Rubio, en el rodaje de 'Piratas'.mediaset.es

.

"Todo lo que uno puede esperar de una serie de aventuras... y mucho más". Con esta ambición, el guionista Carlos Portela presenta Piratas, la nueva apuesta de ficción de Telecinco para 2011. Desde el pasado verano, el equipo encabezado por Pilar Rubio y Óscar Jaenada graba en parajes naturales de Galicia esta producción que actualiza el género de corsarios, donde hay malos muy malos, golfos muy golfos, mujeres de bandera y hasta un galeón ahora fondeado en el puerto de Vigo.
Hasta allí se ha desplazado Producciones Mandarina porque el "esfuerzo presupuestario" de esta comedia de aventuras, apunta David Martínez, responsable de Ficción de Telecinco, hacía "inviable" el rodaje en Madrid.
"Confiamos en que este gran esfuerzo se note en la pantalla", apunta Martínez. Telecinco, explica Leonardo Baltanás, director de Producción de Contenidos, lleva en su ADN ser "pionera" en las series españolas. Y rescatar el espíritu del género de aventuras era una "asignatura pendiente" que esta temporada ya se ha empezado a aprobar con el estreno de Tierra de lobos.
Piratas transcurre en el siglo XVIII, y narra las aventuras y desventuras de Álvaro Mondego (Óscar Jaenada), un descarado miembro de la nobleza con múltiples deudas, cuya carrera como incansable seductor se ve truncada cuando, enrolado a la fuerza en una misión para la Corona, es capturado por la tripulación pirata del capitán Bocanegra (Aitor Mazo) y su hija Carmen (Pilar Rubio), en cuyo poder se encuentran las claves que conducen a un legendario tesoro.
A partir de ese instante, Mondego, acompañado de Esteban (Miguel Ortiz), un sastre con un peculiar sentido del honor, y Antón (Áxel Fernández), un niño con una especial habilidad para el aprendizaje, entran en una pugna por hacerse con tan preciado botín.
El baluarte de la ley está en la Fortaleza, donde el intendente Falcón (Luis Iglesia), máxima autoridad en asuntos de seguridad en la zona, reside junto a su madre y su familia.
La ambientación es uno de los pilares de esta serie, que rueda más de un 90% de las escenas en exteriores, con cerca de 1.500 figurantes, con todas las dificultades que comporta, incluidas las climatológicas en la impredecible Galicia.
Quien empuña el sable pirata es Pilar Rubio, en su debut como protagonista de una serie, y como guinda de este "año mágico" en el que "se han cumplido todos mis sueños". "Cuando me despierto, flipo", bromea.
"Siempre he querido ser una superheroína", señala . La hija de Bocanegra, y desde pequeña ha crecido como una más junto a la tripulación. "No tiene referencias femeninas", cuenta, y cuando se cruza con el embaucador Mondego, su seguridad se tambalea.
Jaenada, que viene de rodar junto a Johnny Depp y Penélope Cruz Piratas del Caribe: extrañas mareas , reconoce en esta saga y en el protagonista, Jack Sparrow, algunos de sus referentes. Como también son "inspiración" títulos como El temible burlón o Fanfan la tulipe.
La rectitud, el respeto a la tradición y las normas la representa Silvia Abascal, como Blanca Díaz de Andrade, que, como Falcón, vive en la Fortaleza. Es una "mujer muy adelantada a su tiempo, que no se rinde, decidida, sufridora... Espero que más adelante le toque sufrir a otro", confía Abascal.
Ahora, si el cielo lo permite, el equipo rodará las escenas del barco, abordaje incluido, el momento clave del primer capítulo. Para ello se ha restaurado una goleta del siglo XVII (26 metros de eslora, 6,5 de manga), varada en un puerto de Almería, donde la habían abandonado sus antiguos propietarios, unos polacos que debían 200.000 euros.