Barça y Madrid no quieren jugar en lunes

 .

Es "la mejor manera de desprestigiar al fútbol español ante el fútbol", según el director general del Real Madrid, Jorge Valdano. "Si los clubes hubiéramos tenido que decidir, hubiéramos elegido un día festivo", dice por su parte el director del área económica y estratégica del Barça, Manel Arroyo. Los protagonistas del derby Barça-Madrid rechazan de plano jugar en lunes, tal como ha decidido Mediapro -de Jaume Roures, socio de José Miguel Contreras en el holding Imagina- al colocar el partido el próximo 29 de noviembre.
Ni - escapan a los designios de la productora de Jaume Roures, que ha programado el partido de ida del año para su emisión en lunes, a las 21.00, a través de su canal, GolTV, y de Canal + Liga.   los dos grandes de la Liga -que ahora se reparten el 44% de los cerca de 600 millones de euros del total de derechos audiovisuales de Primera y Segunda
"Nos sabe mal por los socios que se van a tener que mover en día laborable ", reconoció Arroyo en declaraciones a Ona FM. El Barça sólo pidió que no fuera el sábado, para poder descansar tras el viaje a Atenas (Grecia) por su compromiso de Liga de Campeones del miércoles anterior. 
"Los clubes preferíamos jugarlo en domingo",  insistió el directivo blaugrana.
Pero la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que aplica el calendario que dicta Mediapro, argumenta que el derby se jugará en lunes por "la coincidencia de la jornada con las elecciones al Parlament de Catalunya y los problemas de seguridad que la concurrencia de ambos acontecimientos en el mismo fin de semana podrían causar en la Ciudad Condal". 
Era "lo más razonable desde el punto de vista deportivo, de la afición y cívico", añadió Roures en declaraciones a Catalunya Radio.
Pero un día después desmintió a la LFP, ante los micrófonos de RAC1: "La Generalitat nunca aludió a problemas de seguridad por hacer coincidir las elecciones y el partido".
El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, ya sabe lo que es jugar fuera del fin de semana, y no le gusta:  "Nosotros jugamos el primer partido de Liga en lunes, que fue contra el Sporting de Gijón, y efectivamente un lunes no es un día de fútbol, el día de fútbol es un sábado y es un domingo".
Y aprovecha para ponerse la venda antes de la herida, ante los intentos de Mediapro de adelantar el horario de los partidos para ganar mercado en Asia: "Respecto a los horarios lo diré y lo mantendré, en Asia nos podrán querer, pero si no pagan, nosotros no vamos a jugar ni a las 12, ni a la 1, ni a las 2; si pagan los cuidaremos, pero si no pagan, que nadie piense que vamos a ser conejillos de Indias. Con nosotros jugando ellos captan ahí televidentes o gente, pero si no pagan, no jugaremos", advierte el mandatario rojiblanco.
Mediapro gestiona los derechos audiovisuales de 39 de los 42 equipos de Primera y Segunda, y el pasado mes de junio se declaraba en concurso de acreedores
En 2008 ya entró en pérdidas. Aquel ejercicio lo cerró con un resultado negativo de 3,29 millones de euros. El año pasado perdió 9,581 millones y este ejercicio -según la memoria jurídico-económica adjunta al proceso concursal- acumulaba un déficit de 12,255 millones hasta marzo .
La unidad de negocio de derechos audiovisuales -que tiene comprometidos 2.583,8 millones hasta 2015- generó 52 millones en 2008 y un año después cerraba con un déficit de 22 millones.
Así, para salvar los muebles, Mediapro busca nuevas ventanas por las que explotar estos derechos.
No extraña así el traslado del Barça-Madrid al lunes. Una decisión que Roures justifica con el argumento de que "éste es un partido que debe jugarse en plenitud".  
Es su respuesta -además de llamarle "maleducado"- al técnico del Real Madrid, Jose Mourinho, quien ya sospechaba que su opinión sobre el calendario no iba a ser tenida en cuenta. En declaraciones a El Larguero, de la Cadena Ser, Mourinho dijo. "Oyes declaraciones y ya te puedes imaginar lo que va a ser. Sabemos las conexiones, quién controla, y a poco que analices se podía saber que sería el partido en lunes".
El entrenador del FC Barcelona, Josep Guardiola, por su parte, sostiene que su club "aquí no pinta nada, quien decide es Jaume Roures. Desde el primer al último día nos dicen la hora, el día y vamos a jugar", comentó.