Berlín, plató de 'Gran hermano'

Ochenta cámaras de televisión participaron el 5 de septiembre en el rodaje de un gran hermano a escala ciudadana que se metió en habitaciones y lugares públicos para rodar en una jornada el mayor número de aspectos de la vida diaria de la ciudad germana. 24h Berlín ,
Desde el alcalde-gobernador, el socialdemócrata Klaus Wowereit, a berlineses de a pie, realizadores como Romuald Karmakar y actores tomaron la cámara o hablaron ante ella para ser partícipes del maratoniano experimento, dirigido por Volker Heise.
El rodaje empezó a las 6.22 hora local, con la salida del sol captada desde el pirulí o torre de telecomunicaciones de la Alexanderplatz, y recorrió en las horas siguientes panaderías, estaciones de tren, el Ayuntamiento, algún que otro dormitorio, colegios y también sin techo aseándose en la calle.
La productora, Zero One Film, había organizado un equipo de 420 personas, cada una con una función y trabajo específico, a lo que seguirá una labor de coordinación hasta montar 24h Berlín, película que será transmitida un día entero por el canal francoalemán Arte y por la televisión pública regional Rundfunk Berlin-Brandenburg (rbb).
La fecha de emisión queda aún lejana, el 8 de septiembre de 2009, y por tanto también la valoración de lo que dé de si el experimento cinematográfico.
Las posibilidades de participación eran amplias: desde tomar la cámara, a dejarse grabar desperezándose, a relatar qué espera uno de la jornada o cualquier otro aspecto ante la cámara.
La productora recurrió para ello a un gran casting entre profesionales del cine y berlineses corrientes.
El proyecto cuenta con un presupuesto de entre 2 y 3 millones de euros.
A Heise la idea le vino tras haber leído en un periódico una iniciativa británica parecida en la que "animaban a la gente a enviar por email las historias más banales que les habían pasado en un día".