Blas Herrero se interesa por Prisa

De izquierda a derecha, Ignacio Polanco y Blas Herrero.mediaset.es
El grupo Prisa busca salvavidas para su apurada situación financiera y Blas Herrero puede echarle una mano. El presidente de la compañía editora de El País, Ignacio Polanco, y el empresario asturiano se han encontrado en un restaurante madrileño, donde hablaron de la posibilidad de que el segundo se adjudique alguno de los activos del grupo.
Herrero es propietario del Grupo Radio Blanca, dueño de la radiofórmula Kiss FM y de Kiss TV, con concesiones de Televisión Digital Terrestre. Y Prisa cuenta entre sus divisiones con emisoras de radio musical, el canal 40TV y las frecuencias de TDT que actualmente no operan tras el cierre de Localia.
El dueño de Kiss FM también quiso entrar en el mercado de la televisión generalista. Pero en aquella ocasión, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero concedió la licencia del cuarto canal analógico a La Sexta, una decisión que cuestionó porque no se había "considerado el carácter 100% español" de su oferta.
Herrero comenzó a hacer fortuna en los medios de comunicación desde su Asturias natal, cuando fue el mayor beneficiado por las concesiones de FM que el Ejecutivo de Felipe González concedió entre 1989 y 1992.
De nuevo volvió a la actualidad en 2006, cuando Onda Cero tuvo que pagarle 185 millones de euros por incumplimiento de contrato. Herrero cedió en 2001 la gestión de 70 emisoras de Radio Blanca a Onda Cero -entonces propiedad de Telefónica- para la puesta en marcha de Kiss FM, y la distinta interpretación del número de oyentes (referencia para el pago a Herrero) acabó en los tribunales.
El consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, ya anunció en la junta de accionistas del pasado mes de diciembre la voluntad de continuar con el "proceso de desinversión" en algunas empresas
Una de ellas es la televisión boliviana ATB, de la que hoy ha vendido el 25% por 3,1 millones de euros. Esto, días después de suspender las negociaciones con Vivendi-Telefónica, interesadas en la compra de Digital +.