Bruselas avala que las cadenas deban destinar el 5% a la producción de cine

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) . ha avalado que España obligue a las televisiones a dedicar el 5% de sus ingresos a la financiación de películas europeas
El dictamen responde a un recurso interpuesto por la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA) ante el Tribunal Supremo, en el que se solicitaba la anulación de la legislación española por considerar que vulnera el derecho comunitario, en concreto la directiva de Televisión sin Fronteras, y otras normas de la UE.
El fallo también señala que la normativa nacional puede establecer que se destine un porcentaje específico (60%) a obras cuya lengua original sea cualquiera de las oficiales de España.
El TUE reconoce que esta obligación "constituye una restricción a varias libertades fundamentales", como la prestación de servicios, establecimiento, circulación de capitales y de trabajadores, pero que "puede estar justificada por razones imperiosas de interés general".
Los argumentos de defensa del multilingüismo en España "constituyen una razón imperiosa de interés general", añade el TUE.
El ministro de Cultura, César Antonio Molina, ha mostrado su "satisfacción" por el dictamen, y ha añadido que "tampoco es que sea tanto un 5%". .   En 2007 supuso el desembolso de 153 millones de euros
La Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales (FAPAE), la gran beneficiada por esta obligación de invertir el 5%, ha mostrado su "gran satisfacción" tras el fallo y ha ofrecido su "mano tendida a los operadores".
"Los productores siempre tienen la mano tendida, pero para que le demos dinero al cine español", ha respondido el secretario general de UTECA, Jorge del Corral.
UTECA volvió a tachar esta "imposición económica" de "incongruente en los tiempos que corren".
En declaraciones a Servimedia, Del Corral apunta que esta medida "sólo ha servido para que muchos se llenen los bolsillos, el cine español continúe cada vez menos competitivo y el público sólo vaya a las salas a ver películas extranjeras".
Asimismo, precisa que "la última palabra" sobre la norma corresponde al Tribunal Supremo, a quien le compete resolver sobre el recurso contencioso-administrativo planteado por UTECA.