CCOO denuncia la "especulación urbanística" en el traslado de RTVE

CCOO ha mostrado su rechazo al traslado de RTVE a una nueva sede y dice no entender que se "aborde una operación de especulación urbanística". La cadena pública responde: "Mienten, y lo saben". También a juicio del sindicato es innecesario un edificio emblemático, cuando lo que hace falta es "el prestigio" de una "programación de calidad".
Asimismo, apunta que "las empresas privadas de la competencia se nos echarían encima (con razón) si nosotros aparecemos en el mercado de derechos con una potente liquidez derivada del enajenamiento de nuestro patrimonio".
En un comunicado, el sindicato señala que si la razón para el traslado es la concentración en un solo edificio de la producción y emisión tanto de televisión como de radio, tal y como ha argumentado la cadena,  podría hacerse "en Prado del Rey, con el beneficio reciente del tren ligero en la puerta".
Además, CCOO indica que los edificios actuales de Prado del Rey y Torrespaña son "modernos y albergan infraestructuras y equipamientos costosos que no pueden destruirse, sin vergüenza ante el despilfarro de los bienes materiales". "No se recalificaría un terreno, sino que se derruirían estudios, controles y salas técnicas con un gran valor", se queja el sindicato. La cadena, por su parte, defiende que el proyecto inmobiliario "situará a RTVE a la cabeza de la innvación y las nuevas tecnologías".
Comisiones Obreras recuerda que la justificación que se dio en su momento para la creación de Torrespaña fue la necesidad de disponer de un centro de operaciones más céntrico en Madrid que permitiera el despliegue de la actividad informativa, y no cree que esa razón haya desaparecido.
Por último, carga contra el presidente de la Corporación, Luis Fernández, al que califica de "iluminado que pasa de su Consejo de Administración" y al que acusa de estar "entregando nuestra calidad de servicio público a la producción externa y a la búsqueda desaforada de audiencia".
La dirección de RTVE se reunió el miércoles con los sindicatos para informarles sobre el estado del Proyecto Nueva Sede.