La CE, contra el monopolio de Microsoft

Bill Gates, fundador de Microsoft.mediaset.es
La Comisión Europea ha acusado al gigante informático estadounidense Microsoft de abuso de posición dominante por incluir en su sistema operativo Windows el explorador de Internet Explorer.
El Ejecutivo comunitario considera que ello perjudica a la competencia entre buscadores de Internet, socava la innovación y reduce las alternativas para los consumidores.
Estas acusaciones están contenidas en un pliego de cargos enviado por el Ejecutivo comunitario a Microsoft el 15 de enero.
Si se confirman, Bruselas podra imponer al gigante informático una nueva multa que se sumaría a otras tres sanciones anteriores que suman casi 1.700 millones de euros.
El pliego de cargos se basa en los principios legales y económicos establecidos por la sentencia del Tribunal de Primera Instancia de la UE de septiembre de 2007, que confirmó la primera multa de 497 millones de euros impuesta por Bruselas al gigante informático en 2004.
Uno de los motivos de esa multa fue que Microsoft abusó de su posición dominante incluyendo el reproductor Media Player en el sistema operativo Windows.
Las pruebas reunidas durante su investigación han llevado al Ejecutivo comunitario a la conclusión de que el hecho de entre buscadores en la medida en que proporciona a Explorer una ventaja artificial en materia de distribución que el resto de buscadores no puede igualar. incluir el Explorer en Windows -lo que significa que este buscador llega al 90% de los ordenadores personales del mundo- distorsiona la competencia
El Ejecutivo comunitario cree que de este modo Microsoft protege a Explorer de una competencia en pie de igualdad con el resto de buscadores.
Ello va en detrimento del ritmo de innovación y de la calidad de los productos.
Además, Bruselas considera que la ubicuidad del Explorer crea incentivos adicionales para que los proveedores de contenidos y los creadores de software diseñen sitios web fundamentalmente para Internet Explorer, lo que pone en riesgo la competencia y la innovación en el suministro de servicios a los consumidores.
Microsoft cuenta ahora con ocho semanas para responder al pliego de cargos y tendrá derecho a una audiencia oral si así lo desea .
Si se confirman las acusaciones, el Ejecutivo comunitario podría imponer una nueva multa al gigante informático, exigirle que cese su abuso de posición dominante y sancionarle con medidas correctivas para restaurar la competencia en igualdad de condiciones.
La primera, en marzo de 2004, por valor de 497 millones de euros por abuso de posición dominante; y la segunda, en julio de 2006, que ascendió a 280,5 millones de euros, por no ofrecer a la competencia suficiente información sobre interoperabilidad.
 En febrero de 2008 impuso una nueva sanción de 899 millones de euros, la más alta de la historia de la UE a una única empresa, por cobrar un precio excesivo por la información que suministra a sus rivales para que puedan fabricar productos compatibles con su sistema operativo Windows.