Campaña de las autoridades chinas contra los 'talk shows'

El obsevatorio de medios chinos ha anunciado que tomará medidas contra los talk shows, en los que la gente cuenta su vida, y que han comenzado a proliferar en el gigante asiático.
Las autoridades los consideran vulgares y han detectado casos en los que las cadenas han falseado contenidos con tal de ganar audiencia.
Los talk shows, un género consolidado en televisiones de medio mundo, viven actualmente su época de esplendor en China y copan las rejillas de las televisiones regionales bajo cabeceras como Amor real o Te voy a dar lo que te gusta.
Según el diario Xian Evening News, en algunos casos, quien cuenta sus problemas económicos o sentimentales lo hace previo pago.
"En ocasiones tenemos que retocar las historias para atraer espectadores y contratamos actores", admite un ejecutivo que no quiere que se le identifique.
Los talk shows no son la única batalla que ha emprendido este observatorio, que considera que hay otros contenidos ofensivos en televisión.
Por ejemplo, cuestiona los espacios que ofrecen cirugía plástica o cambios de sexo, los que buscan nuevas estrellas o los "sonidos sexualmente provocativos" en cualquier emisión.