Cantabria privatiza la Champions

.

El Gobierno cántabro está estudiando propiciar un acuerdo , al que estaría dispuesto a contribuir "subvencionando algo", para que una televisión local privada emita en Cantabria los partidos de la Liga de Campeones que difunden las cadenas autonómicas, ya que éstos no se ven en la región.
Así lo ha anunciado el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien ha señalado que el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Javier López Marcano, se está ocupando de estas negociaciones, aunque ha reconocido que no es "fácil".
Revilla ha matizado que este acuerdo debería producirse después de que el Gobierno cántabro conceda las licencias de Televisión Digital Terrestre (TDT) en la comunidad autónoma y ha señalado que esta concesión "está a punto". "Si no es en esta semana, será en la próxima, por las noticias que yo tengo", ha afirmado.
El presidente regional ha lamentado que Cantabria sea la única comunidad española en no ver los partidos de la Liga de Campeones que emiten los canales autonómicos públicos, agrupados en la Forta, porque ni tiene televisión pública ni recibe en su territorio la señal de otras regiones (salvo en la zona limítrofe con el País Vasco, donde se sintoniza ETB).
Sin embargo, ha sido tajante al asegurar que Cantabria "no tiene una televisión autonómica ni la va a tener nunca mientras" él "pinte algo" en la comunidad autónoma, porque ha opinado que este tipo de medios de difusión suponen "dilapidar el dinero público" y sólo sirven "como juguete al servicio del gobierno de turno".
Además, ha confiado en que se tenga en cuenta "el gesto de austeridad" que, a su juicio, está haciendo el Gobierno de Cantabria al no tener una televisión autonómica que, insiste, "es un agujero sin fondo".
Por ello, espera que la comunidad autónoma sea "recompensada" y que los cántabros tengan el mismo derecho que el resto de españoles a ver estos partidos de la Liga de Campeones, porque afirma que sabe que algunos ciudadanos se desplazan a Asturias y al País Vasco para verlos en sus televisiones autonómicas. "Que seamos la única comunidad que no los vemos es una injusticia", reitera.