Competencia cuestiona los contratos de Mediapro con los clubes de fútbol

Tres temporadas es el periodo que la Comisión Nacional de la Competencia considera el máximo por el que los clubes de fútbol pueden vender los derechos de explotación audiovisual. Todos los contratos que se extiendan más allá "pueden ser acuerdos entre empresas contrarios a los artículos 1 de la Ley de Defensa de la Competencia y 81 del Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea".
Con este argumento, quedan en el aire el pacto entre Mediapro y el Real Madrid, Barcelona, Athletic, Espanyol, Sevilla, Deportivo de la Coruña, Racing de Santander, Osasuna, Zaragoza, Real Murcia y 23 equipos más, tanto de Primera como de Segunda División, "en la medida en que dejan fuera del mercado de adquisición de derechos de retransmisión en directo de partidos" de Liga  y Copa. El informe también rechaza los convenios anteriores firmados por Sogecable.
Esos contratos, en opinión de Competencia, "configuran una red paralela de contratos de adquisión de derechos audiovisuales en exclusiva de larga duración", que "refuerza los efectos de cierre del mercado" y puede "llevar a restricciones injustificadas de la competencia".
El expediente -al que las partes pueden responder en 15 días- también hace referencia al acuerdo de 24 de julio de 2006, por el que Sogecable, TV-3 y Mediapro ponen en común sus derechos audiovisuales en Audiovisual Sport y suscriben un pacto de no agresión. A partir de la temporada 2009-2010 también afecta a la competencia, según el organismo público.
Este punto es el que Mediapro considera que tiene un "impacto decisivo" en la sentencia que dicte en un futuro el Juzgado de Primera Instancia número 36 de Madrid en el proceso que enfrenta a la productora catalana -socio de referencia de La Sexta- y Sogecable-Audiovisual Sport por la gestión de los derechos audiovisuales de la Liga y la Copa.
Y hace pública esta interpretación en la víspera de la vista oral, fijada para el 4 de septiembre, sobre las medidas cautelares que ha solicitado Audiovisual Sport para que se mantenga el statu quo de la explotación de la Liga, por el que Mediapro dispone de un partido de Primera por jornada (el del sábado, que emite La Sexta), cuatro de Segunda, resúmenes y la señal internacional, y el resto corresponde a Sogecable.
La filial audiovisual de Prisa denunció el martes en un comunicado que Mediapro le adeuda, a 31 de agosto de 2008, "más de 200 millones de euros" por los citados derechos, según el contrato de julio de 2006.
La juez, apuntan fuentes conocedoras del proceso, podría dictar medidas cautelares en el plazo de una semana. Ya se pronunció en octubre de 2007, otorgándole la razón a AVS, pero la Audiencia Provincial de Madrid revocó esta decisión el pasado mes de julio.