Concha Piquer habló en el cine cuatro años antes que 'El cantante de jazz'

 .

Una cinta encontrada en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos prueba que considerada por los historiadores la primera obra cinematográfica hablada. Concha Piquer protagonizó la primera película sonora en español en 1923, cuatro años antes de que Alan Crosland rodara El cantante de jazz,
Fragmentos de esta película los emite La 2 el 4 de noviembre (22.00) dentro del documental Conchita Piquer, dirigido por Jorge Martínez Reverte y con guión de Agustín Tena, que fue quien localizó y recuperó el filme en Washington a principios de este año.
"No sólo es la primera película sonora en español, sino que es cuatro años anterior a la que se considera oficialmente la primera", ha explicado Tena.
Se trata de una cinta de once minutos que Lee DeForest rodó con una adolescente Concha Piquer y que incluye recitados, un cuplé andaluz, una jota aragonesa e incluso un fado luso (Ainda mais), lo que también la convierte, según Tena, en "la primera película sonora en portugués".
En el filme, exhibido en el cine Rivoli de Nueva York en 1923, la artista valenciana acompaña con sus castañuelas los bailes y canciones.
Una biografía de la intérprete de Ojos verdes ya mencionaba la existencia de esta película, aunque la databa en 1927, debido a que fue en ese año cuando DeForest viajó a España para intentar vender su sistema de cine sonoro.
Sin embargo, Tena comprobó en la Internet Movie Data Base (IMDB), la mayor y más fiable base de datos cinematográfica en la red, que el copyright de la película aparecía fechado en 1923, y con este dato localizó a un coleccionista estadounidense, ya octogenario, que tuvo en su poder la cinta hasta que la cedió a la Biblioteca del Congreso.
El filme apareció finalmente en este lugar y el ha agregado Tena. Congreso estadounidense donó a la productora del documental Conchita Piquer los derechos mundiales de la cinta, de la que se cederá una copia a la Filmoteca Española,