El Consejo de RTVE pasa de puntillas sobre el futuro de Luis Fernández

Luis Fernández, delante del Congreso, tras su nombramiento como presidente de RTVE.mediaset.es

.

La bola engorda. Luis Fernández no ha presentado su dimisión como presidente de RTVE ante el Consejo de Administración, como anunciaban los medios. Pero tampoco ha desmentido su intención de tirar la toalla. Principalmente, porque los miembros del consejo no le han interpelado al respecto, pese a que el asunto ya ocupa hasta portadas de periódicos y aparecen quinielas de posibles relevos.
Según Efe, Fernández se ha limitado a señalar que, de momento, "está en la casa", y que ya les avisará "cuando quiera o decida" abandonar el cargo. Asimismo ha agradecido a sus compañeros de comité el respeto mostrado al no preguntar por su futuro.
Quienes sí le interrogaron directamente fueron representantes de PP e Izquierda Unida ante la Comísión Mixta de Control de RTVE, celebrada el martes. Pero dio la callada por respuesta. Como mucho, pidió, "por pudor", no hablar del tema.
Quienes sí hablan son los sindicatos de RTVE. Teo Altieri, presidente del Comité General Intercentro (CGI), declaró ayer a Europa Press que en la Corporación se vive "en una situación de interinaje y en tensión", y que la gestión "se ha ralentizado" ante la posible marcha de Fernández.   
Ante el Consejo, éste aclaró que "está a favor de la ley de financiación", que deja sin anuncios a TVE a partir del 1 de enero. Algo que nadie ha puesto en duda, pese a que Fernández no ha participado en su elaboración.  
El ninguneo del que ha sido objeto por parte del Ejecutivo en este asunto es uno de los motivos que se apuntan entre las razones de su hartazgo.