Detenido el ex jefe de prensa de Cameron por las escuchas ilegales

Andy Coulson, ex director de comunicación de Cameron.mediaset.es

.

Andy Coulson, ex director de comunicación del primer ministro británico, David Cameron, y ex director del News of the World en la época en que se produjeron las escuchas ilegales (entre 2003 y 2007) que han desembocado en el cierre del diario de Rupert Murdoch, ha sido detenido en Londres, según fuentes policiales.
La Policía lo considera sospechoso de corrupción y de haber conspirado para interceptar comunicaciones. Será interrogado sobre los supuestos pagos ilegales a varios agentes (por valor de 100.000 libras, unos 112.000 euros) cuando él dirigía el periódico y sobre si estaba al tanto de las escuchas telefónicas y si las autorizó.
Cameron ha defendido su decisión de nombrar director de comunicación a Coulson, quien renunció al cargo tras la publicación de las primeras informaciones sobre los pinchazos telefónicos.
"La decisión de nombrar a Coulson fue mía y solo mía", aseveró. "Decidí darle una segunda oportunidad, pero no funcionó", agregó.
El líder de los laboristas, Ed Miliband, ha pedido al primer ministro que pida disculpas por el "terrible error" de contratar a Coulson.
Cameron ha anunciado este viernes que va a ordenar una investigación pública, encabezada por un juez, sobre el "vergonzoso" escándalo de las escuchas telefónicas.
Esta investigación se llevará a cabo "lo antes posible" para llegar al fondo del asunto y no esperará a los resultados de la investigación policial, como se había anunciado en un primer momento, aseguró Cameron durante una rueda de prensa de emergencia en Downing Street.
"No se va a dejar piedra sobre piedra", aseveró.
Asimismo, el primer ministro ha prometido que se abrirá una segunda investigación sobre ética periodística por considerar que el actual sistema de regulación de la prensa no está funcionando y que la comisión de quejas ha fracasado.
Por ello, ha propuesto que se pongan en marcha mecanismos de regulación "completamente nuevos" que permitan encontrar el equilibrio entre el derecho individual a la privacidad y los intereses públicos.
Estos mecanismos, advirtió, deben ser "realmente independientes de la prensa" a fin de que "los ciudadanos sepan que los medios son independientes de la política".
Respecto a la directora del grupo News of the World y mano derecha de Murdoch, Rebekah Brooks, Cameron se limitó a comentar que "no corresponde al primer ministro decidir quién debe dirigir los medios de comunicación". "Se ha informado de que ha ofrecido su dimisión, y, en estas circunstancias, yo se la habría aceptado", añadió.