EEUU sigue la apertura de los Juegos Olímpicos por Internet

Los estadounidenses han decidido de manera masiva seguir la retransmisión de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos por Internet, ante la decisión de la NBC, que tiene los derechos, de transmitirla en diferido 12 horas después.
La cadena de televisión ha tomado la decisión de difundir la totalidad de la ceremonia a las 8 de la noche, en horario de máxima audiencia en Estados Unidos.
Ante la ausencia de imágenes televisivas en directo, los espectadores han migrado hacia las webs que están dando una cobertura en directo del evento, lo que puede suponer un perjuicio para la audiencia masiva que espera la NBC.
"En la red, la cobertura de los juegos está en todos lados, y este fenómeno no sólo va a diluir la audiencia de la televisión, además va a fragmentar la audiencia en Internet", asegura Miguel Helft, analista de la publicación de nuevas tecnologías The Industry Standard.
"Todas las páginas webs están ya registrando incrementos de dos dígitos en el tráfico de internautas debido a los JJOO", asegura el experto, que destaca el perjuicio que puede suponer para las webs de cadenas establecidas como ESPN.com, CNNSI.com y NBCOlympics.com.
Entre los más perjudicados, añade, puede estar la firma de San Francisco Quokka Sports, que ha invertido varios millones de dólares en la puesta en marcha de NBCOlympics.com. "Incluso con una intensa promoción por televisión, seguramente el tráfico que registre NBCOlympics se quedará por debajo de lo previsto", dijo el experto.
La NBC ha realizado una gran apuesta por la distribución de contenidos en directo de los Juegos Olímpicos, que espera que les reporte unos beneficios de poco menos de 700 millones de euros, después de pagar cerca de 600 millones por los derechos.
El director de la cadena, Jeff Zucker, envió un correo electrónico a sus empleados en el que se refirió a los Juegos Olímpicos como "la más ambiciosa empresa de radiodifusión nunca intentada".
Zucker señala que la cadena dará 3.600 horas de cobertura, de las que 2.200 horas serán íntegramente en directo por Internet, algo que según dijo, va a cambiar el panorama de los medios de comunicación.
En un artículo que publica la cadena en su página web reflexiona sobre el poder que han llegado a tener los consumidores sobre los medios de comunicación para decidir cuándo, dónde y qué ven.