Eduard Fernández descubre las miserias de un hombre en seis capítulos

Eduard Fernández, con su ex novia en la serie, María Morales.mediaset.es

.

El actor catalán Eduard Fernández vuelve a las órdenes de Mariano Barroso en Todas las mujeres, la primera serie producida por un canal de pago en España, que empezará a emitirse en TNT el próximo 10 de octubre, y en la que el actor manipula a, entre otras, Michelle Jenner y Nathalie Poza.
Dividida en seis capítulos (domingos, 22.15), explicó su protagonista en la presentación de la serie en Madrid. Todas las mujeres es "la huida hacia adelante que emprende un hombre asiéndose a todas las mujeres que le han querido o las que cree que puede utilizar",
El detonante de este desfile de artimañas que va desvelando las miserias y debilidades de Nacho, el protagonista, es el robo que comete de cinco carísimos novillos a su propio suegro.
Y para salir del entuerto moral y legal, Fernández lidiará con su mujer (Lucía Quintana), su amante (Michelle Jenner), su ex novia (María Morales), su madre (Petra Martínez) y una psicóloga (Nathalie Poza).
"Van desvelando tantas capas y tantos misterios" de una persona "moralmente deleznable, pero humanamente adorable" y siempre "a través del diálogo, la emoción y la ironía", resume el director, que deja el final abierto -dirección Alcalá-Meco- para próximas temporadas.
En la primera no sale de una casa en la sierra madrileña en busca de una propuesta "experimental y esencial".
"Todo se podía contar con mucho más despliegue, pero es una apuesta por las caras y las voces de los actores", aseguró Barroso.
"Hemos hecho de la necesidad virtud", matizó.
El director de Éxtasis justifica su salto a la televisión: "El cine que a mí me hizo dedicarme a ello lo encuentro ahora en la televisión", reconoció, y emparentó "lejanamente" a su protagonista con Tony Soprano, mostró su profunda admiración por The Wire y confesó que en un canal de pago "se pueden permitir riesgos que las generalistas no pueden".
Así, quien ya dirigiera a Fernández en Los lobos de Washington u Hormigas en la boca, aseveró sentirse cómodo en la pequeña pantalla y con el pequeño público, aunque según él, "hacer televisión puede ser una maravilla o un infierno, como el cine o como el teatro".
Por su parte, Fernández, que había trabajado en la televisión antes de convertirse en uno de los actores más sólidos del cine español con títulos como Fausto 5.0 o En la ciudad, vuelve a este medio "porque conforme va avanzando el tiempo, uno elige las cosas en función de si le aburren o no".
El séquito de mujeres elogió "la generosidad apabullante" de un actor que devora la pantalla, sea del tamaño que sea, según Morales, y que fue "un buen compañero de juegos" para Michelle Jenner, que saltó a la fama por seducir a Hugo Silva en Los hombres de Paco.