El Ejecutivo destinará 800 millones a la reantenización de la TDT

La señal de televisión analógica dejó de emitirse en 2010.mediaset.es

.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha anunciado en la sesión de control al Gobierno en el Congreso que el Ejecutivo destinará 800 millones de euros para la reantenización de la TDT, de forma que los ciudadanos no "sufran una paralización de las emisiones de televisión ni sus costes".
Así ha respondido Sebastián a una pregunta formulada por el diputado nacionalista vasco Pedro María Azpiazu, portavoz en materia de Industria, que le ha pedido que aclare al conjunto de las Administraciones Públicas si, como anunciaron, el Ejecutivo va a sufragar el 100% de los costes de la implantación de la nueva TDT porque, según ha dicho, por ejemplo el Gobierno vasco "no lo tiene nada claro y está pidiendo dinero a las diputaciones".
El ministro ha detallado en este sentido que ya se ha iniciado el proceso de liberación o licitación de nuevas frecuencias del llamado dividendo digital,  un procedimiento tanto de subasta o concurso, que va a permitir obtener entre 1.500 y 2.000 millones euros, de los que 800 millones se destinarán a sufragar estos costes de reantenización en el proceso de reasignación de múltiplex.
Así, ha relatado que el proceso de transición de la televisión analógica a la TDT culminó "con éxito en abril 2010", una fecha en la que, según ha puntualizado, el Gobierno publicó el real decreto que hace efectiva la asignación de los múltiplex de la TDT, tras el cese de las emisiones analógicas.
"En este real decreto, en lo que se refiere al despliegue y a la cobertura de la nueva oferta televisiva, deben ser los propios radiodifusores los que, respetando las obligaciones mínimas, especifiquen la forma y el alcance de su materialización", ha agregado Sebastián.
En esta línea, ha destacado que el Ejecutivo "debe limitarse" a observar el cumplimiento de las obligaciones de cobertura, así como a adoptar las medidas necesarias para la correcta ejecución del proceso transitorio.
Es más, ha indicado que la norma es "clara" y establece un proceso en dos fases que garantiza una cobertura para la nueva oferta televisiva y que es "similar" a la que había en la televisión analógica.
"Ir más allá de estos requisitos dependerá de una decisión privada y comercial de las diferentes televisiones, no de la Administración, cuya misión es velar para que se cumplan las obligaciones de la cobertura, que les recuerdo, son un 98% en términos de población para los radiodifusores públicos y un 96% para los radiodifusores privados", ha agregado el máximo responsable de Industria.
Por su parte, el diputado vasco le ha pedido que aclare si el Gobierno, tal y como anunció, va a financiar la implantación de la nueva TDT. "El Gobierno vasco está pidiendo a las diputaciones que sufraguen el 25% de los costes", ha añadido.
Así, ha explicado cómo el Ejecutivo vasco ha calculado, a través de su Sociedad Pública Itelazpi, que el coste de la implantación del nuevo sistema de TDT en Euskadi va a costar 7,2 millones de euros y ha remitido a las Diputaciones Forales una carta para que "financien el 25% de ese coste y que el 75% restante lo hagan entre el Ministerio de Industria y el Gobierno vasco".
Eso sí, Azpiazu ha manifestado a Sebastián su apoyo a esta fórmula de financiación, si bien quiere que el Gobierno diga "alto y claro" cómo va a ser esta financiación para que "ninguna otra administración y mucho menos los ciudadanos asuman el coste del proceso".